sequía españa
© Lamarinaplaza.com
Cerca de un centenar de caños ya no manan agua
Lo tradicional cuando se visita la Plaça dels Xorros de Polop de la Marina es probar el agua que mana de alguno de sus 221 caños. Lo primero es escoger una localidad de la provincia de todas las que hay representadas en los murales cerámicos de la plaza y después elegir de cuál de los xorros que tiene asignados ese municipio se quiere beber. Sin embargo, en estos momentos la elección se simplifica: hay que decantarse por uno que tenga agua.

Porque la sequía que asola la Marina Baixa, que tiene a los pantanos tiritando y a las diferentes administraciones preocupadas y haciendo obras de emergencia, ha ido trasladándose al interior de la comarca y se está dejando sentir en esta plaza, la más turística de Polop.

sequía españa
© Lamarinaplaza.com
Aspecto que suelen presentar los ‘xorros’ cuando no hay sequía
Según datos aportados por los vecinos, desde hace semanas parte de estos caños están secos y ahora sólo brota agua de 133 xorros. Pero de una veintena apenas mana un pequeño hilo y no se descarta que si sigue sin llover algunos de estos caños puedan sumarse en las próximas semanas a los algo más de 80 que ya no tienen agua.

El alcalde de la localidad, Gabriel Fernández, señaló la semana pasada que la falta de lluvias en lo que va de año ha hecho descender mucho el agua de los dos manantiales que abastecen a estos caños: el Garrofer y el Terrer. Esta sequía sumada a las necesidades de riego de los campos de Polop ha provocado que la Plaça dels Xorros luzca un aspecto que no se recuerda en más de una década, desde la última sequía.

Porque "cada vez que hay sequía se nota" en la plaza y sus caños, uno de los puntos turísticos más fotografiado y visitado no sólo por los turistas que llegan a Polop, sino también por los vecinos de otros puntos de la comarca que se escapan hasta la localidad para llenar botellas o garrafas de este agua natural del barranco de Gulabdar.