Ashraf Fayadh es un poeta palestino de 35 años que está condenado a muerte en Arabia Saudita acusado de abandonar la religión musulmana.
Imagen
© AP
Ashraf Fayadh publicó el poemario "Instrucciones en el interior" en 2008 y por esa publicación es acusado de apostasía.
Y el ministerio de Justicia saudita anunció que demandará a los usuarios de Twitter que comparen la sentencia del presunto apóstata con ejecuciones similares practicadas por Estado Islámico.


Comentario: ¡Increíble! Realmente es difícil entender muy bien el significado del término "justicia" para ese ministerio saudí.


Pese a ello, existen campañas en redes sociales y acciones de organizaciones de derechos humanos en Medio Oriente que piden la liberación del artista.

Ashraf Fayadh, mientras tanto, insiste en que es víctima de un problema personal y rechaza las acusaciones en su contra.

La condena

El poeta palestino, detenido desde enero de 2014, fue condenado el 17 de noviembre por apostasía y por difundir "ideas negativas para la sociedad saudita".

Originalmente, un tribunal en Abha lo condenó a recibir 800 latigazos y pasar cuatro años en la cárcel, pero la decisión fue cambiada la semana pasada y Fayadh sentenciado a la pena capital.

"Yo no soy un ateo y es imposible que yo pudiera serlo", dijo Fayadh en una entrevista a un medio local desde la prisión en la que se encuentra.

Imagen
© Twitter
Organizaciones de derechos humanos, personalidades de la cultura europea y usuarios de redes sociales piden la liberación de Fayadh.
El palestino alega que la denuncia en su contra se basa en un libro suyo de poesía y en fotos de mujeres halladas en su celular en la noche de su detención.

Según Fayadh, un estudiante universitario árabe presentó la denuncia en su contra por la publicación del poemario "Instrucciones en el interior" en 2008.

Su libro de poesía llegó a ser enviado a un consejo de clérigos para la evaluación de su contenido.

"La acusación en mi contra se basaba en interpretaciones equivocadas de algunos de los poemas", se defendió el poeta.

Los tribunales que vieron su caso fundamentaron su decisión en la ley islámica.

Este fue uno de los motivos por los que surgieron las comparaciones entre la decisión de condenar a Fayadh a muerte con algunas de las ideologías que sustentan el grupo Estado Islámico.

Medios locales e internacionales reportaron que el ministerio de Justicia saudita anunció que adoptará todas las medidas legales necesarias contra cualquier persona o medio de comunicación que insulte a la judicatura o compare sus resoluciones con EI.

El ministerio comunicó que cuestionar el sistema judicial saudita es "esencialmente a cuestionar la justicia de la ley islámica".

El rechazo

Organizaciones como Humans Rights Watch o la iniciativa Change.org han iniciado acciones para evitar que la condena contra Ashraf Fayadh se lleve a cabo.

Adam Coogle, investigador para Medio Oriente de Human Rights Watch afirmó que la sentencia de muerte de Fayadh mostró "intolerancia completa ante cualquier persona que pueda no compartir puntos de vista religiosos, políticos y sociales impuestos por las autoridades".

Amnistía Internacional también elaboró un informe sobre el caso del palestino y envió un pronunciamiento a la embajada saudita en Reino Unido.

Usuarios de redes sociales piden la liberación del poeta con los hashtags #freeAshrafFayadh (liberen a AshrafFayadh) y #AshrafFayadh.

En 2013, la BBC reportó que el palestino fue uno de los curadores en la mayor muestra de arte árabe en la bienal de Venecia.

Fayadh anunció que apelará el veredicto, lo que significa que el caso probablemente llegue a una corte de apelaciones y a la Corte Suprema.