El volcán San Cristóbal, el más elevado de Nicaragua, permanece hoy bajo vigilancia de las autoridades, luego de registrar actividad en las últimas horas aunque sin peligro para las poblaciones aledañas.
© Internet
Acorde con el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INATER), en la noche del pasado sábado se observó un incremento en el tremor volcánico, que finalizó con una pequeña explosión de gases.

Dicha actividad, según la fuente, estuvo acompañada con un repunte de los valores RSAM (amplitud sísmica en tiempo real), los cuales subieron hasta las 300 unidades.

La RSAM mide movimiento de magma, caída de rocas y sismos, entre otros parámetros, y constituye una de las herramientas usadas por los vulcanólogos para calcular la posible dimensión de una erupción.

En tanto el INATER aseguró que pese la actividad en el coloso -que forma parte de un complejo volcánico de cinco estructuras- no se registra salida de cenizas.

Los expertos también explicaron que la citada explosión de gases forma parte del comportamiento esperado de un volcán activo y ocurren sin previo aviso.

Asimismo, el INATER subrayó que monitorea de cerca el volcán e informará de cualquier cambio en la situación.

El San Cristóbal, de mil 745 metros de altura y ubicado en el departamento de Chinandega, es uno de los volcanes más activo de Nicaragua, pese a ser el más joven del referido complejo.