Tim antes despues

Antes y después
Tim había llevado dietas yoyó y fue adicto a los carbohidratos durante la mayor parte de su vida. Hasta que finalmente rompió el ciclo y comenzó la dieta cetogénica.

Ha transformado por completo su vida, y ahora se ha convertido en un gurú keto al que otras personas acuden en busca de consejos para perder peso. Está difundiendo apasionadamente el mensaje keto a través de varios canales, e incluso ha vuelto a la universidad para titularse como dietista.

Aceptó compartir su inspiradora historia y sus mejores consejos para las personas que quieren tener tanto éxito como él.

La historia de Tim

"Tengo una larga historia haciendo dietas de efecto yoyó. He sido obeso y he perdido peso tres veces en mi vida", empieza comentando Tim. "La primera vez lo hice de forma incorrecta". Se refiere al conteo obsesivo de calorías y el ejercicio exigente necesario para perder peso con una dieta baja en grasas. No era sostenible, así que terminó volviendo a ganar todo el peso.

En 1999 intentó un método diferente con la dieta Atkins. Sin entender nada de la ciencia que respalda la pérdida de peso comiendo bajo en carbohidratos, simplemente aprendió qué alimentos debía comer. Y funcionó, porque en solo un año bajó 45 kg (100 lbs).

Continuó comiendo bajo en carbohidratos y mantuvo el peso durante más de una década. Pero luego, en 2010, conoció a una mujer que era partidaria de Jenny Craig, y se salió completamente del camino bajo en carbohidratos. No pasó mucho tiempo hasta que la adicción a los carbohidratos volvió y se encontró dándose caprichos de barras de chocolate y helados.

Volvió a ganar peso y siguió aumentando hasta que recibió malas noticias durante una visita al médico en 2013. Sufrió varias consecuencias graves por su adicción a los carbohidratos. "Es terrible necesitar un diagnóstico potencialmente mortal para cambiar el chip".

Su glucemia estaba al nivel de un diabético, y el médico le dijo que necesitaría comenzar a tomar estatinas. Pero también le comentó que si perdía peso primero, podría evitar todo eso, y le recomendó una dieta baja en grasas.

Tim sabía que no debía recurrir a la fallida dieta baja en grasas. En su lugar, comenzó a explorar la literatura médica de la dieta cetogénica. Esta vez, provisto de la ciencia que fundamenta el método bajo en carbohidratos, tenía las herramientas adecuadas para mantener la pérdida de peso. En un año pasó de 98 kg (215 lbs) a 68 kg (150 lbs), y sigue en ese peso desde entonces.

Además de bajar de peso, dejar de tomar medicamentos y curar sus dolencias, uno de los grandes beneficios de la dieta keto fue la mejora de la claridad mental y el alivio de la depresión para la que antes tomaba medicación.

Además, no tener que pensar constantemente en comida es una gran ventaja. "Solía ​​estar obsesionado con la comida y pensaba constantemente en la siguiente comida, pero ahora estoy libre de todo eso".

Perder peso al estilo keto

Cuando Tim se embarcó en su viaje de pérdida de peso en 2013, comía tres comidas cetogénicas al día. Deliciosas carnes como bistec, paleta de cerdo y cordero; sardinas para tomar algo de omega 3; verduras ricas en nutrientes como aguacate, chucrut y kimchi; mantequilla, queso y crema. ¡Delicioso!

"Todos están obsesionados con este mito de la moderación y el equilibrio. Pero no siento que me esté perdiendo nada. Esta comida es deliciosa para mí. No puedo imaginar que me pueda cansar del tocino y de los bistec".

Después de perder todo el peso, Tim comenzó a incorporar el ayuno intermitente a su estilo de vida a pesar de que al principio era escéptico. Poco a poco aumentó la duración de los ayunos, y acabó haciendo un régimen muy específico.

Come la última comida el domingo por la tarde y ayuna hasta el jueves por la tarde. Durante este tiempo, solo toma café y una mezcla de agua, vinagre de sidra de manzana y sal enriquecida con minerales. Ayuda a mantener a raya el hambre, a la vez que proporciona electrolitos.

Los ayunos más largos no le han hecho perder más peso, pero dice tener mayor productividad y claridad mental: un claro beneficio para su súperapretada agenda. También está interesado en las propiedades desintoxicantes de los ayunos más largos.

El resto de la semana come una comida grande al día. Hace refrigerios para llevar con yogur entero, crema para batir y stevia, o toma nueces de macadamia si todavía tiene hambre.

Le pregunté a Tim si cree que el ejercicio es necesario en la dieta cetogénica. Su opinión es que no es necesario hacer ejercicio para perder peso, pero hay otras razones para hacerlo. Sin duda es bueno para la salud y el estado físico. Pero no tener que pasar horas en el gimnasio es una ventaja keto. Él recuerda bien su obsesión por entrenar cuando tenía sobrepeso. Hoy en día, simplemente sale a correr o va al gimnasio dos veces a la semana.

Los mejores consejos de Tim

Debido a que tiene la experiencia de perder peso y ahora ayuda a otros a hacer lo mismo, Tim sabe mucho sobre cómo funciona la dieta cetogénica. Este es su consejo principal para alguien que recién comience:
  1. Asegúrate de entender la ciencia que respalda la dieta cetogénica. Tim destaca este punto varias veces durante nuestra entrevista. "Si entiendes la ciencia, es fácil saber qué comer". Un buen punto de partida es con El código de la obesidad del Dr. Jason Fung.
  2. Come tres comidas cetogénicas al día. No intentes hacer ayuno intermitente cuando eres nuevo en keto. Intenta consumir un porcentaje de macronutrientes de aproximadamente 75 % de grasa, 20 % de proteínas y 5 % de carbohidratos.
  3. ¡Mantén los electrolitos bajo control! Añade sal y minerales porque la gripe keto ocurre durante la primera y segunda semana.
  4. Evita los sabores dulces. Al comenzar una dieta cetogénica, corres el riesgo de comer en exceso y recaer si continúas comiendo postres keto. "Es como la metadona dietética y es totalmente contraproducente cuando tratas de vencer la adicción al azúcar".
Más información sobre Tim

Puedes obtener más información sobre Tim en los siguientes enlaces: