Traducción tomada del blog La Cosa Aquella.

Hablando en la Asamblea General de las Naciones Unidas esta semana, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, exhortó al mundo a que respete la soberanía de los Estados Unidos mientras parece amenazar con violar la soberanía de otros países. En declaraciones a Sputnik, el analista geopolítico de Estados Unidos Tom Luongo describió lo que él cree que es la contradicción fundamental en la cosmovisión de Trump.

Trump asamblea general ONU 2018
© REUTERS / Caitlin Ochs
Donald Trump se dirige a la Asamblea General de la ONU número 73, el 25 de setiembre de 2018.
Sputnik: ¿Cuál es su opinión sobre el descontento del Ministro de Asuntos Exteriores Lavrov con el "enfoque unilateral" de Occidente hacia la política mundial que, según dijo, obstaculiza la creación de un mundo multipolar?

Tom Luongo: Creo que hemos dado un giro muy peligroso aquí en los Estados Unidos, mientras Donald Trump y su gabinete neoconservador tratan de dictar al mundo exactamente lo que queremos en todas las etapas. Me parece que esto es lo último de un imperio que no entiende que todos los demás ya han avanzado, y solo están tratando de averiguar cómo pueden minimizar el daño mientras lo hacen.

Sputnik: ¿Cree que este unilateralismo de Trump y la resistencia a la naturaleza multipolar del mundo moderno en realidad está fallando y causando que los países se alejen de Estados Unidos y formen nuevas alianzas?

Tom Luongo: Sí, eso es exactamente lo que está pasando, y una parte de mí casi siente que Trump está haciendo esto a propósito. Donald Trump es una figura muy interesante y mercurial, y estoy feliz y triste de que él sea mi presidente, porque es como medio bueno y medio malo. Creo que él siente que el orden mundial geopolítico actual que Estados Unidos ha estado pagando desde el final de la Segunda Guerra Mundial, el orden institucional posterior a la Segunda Guerra Mundial, ya no funciona para los Estados Unidos.

Pero también siento que, en cierto nivel, él no comprende del todo que nosotros tampoco tenemos un destino manifiesto para decirle al mundo cómo va a funcionar y cómo va a operar. Eso es un conflicto entre los aspectos prácticos del mundo real, y odio usar el término, pero Donald Trump es el baby boom por excelencia a este respecto. Él realmente tiene ese tipo de excepcionalidad mesiánica estadounidense grabada en su psique. Y aunque es loable en cierto nivel, también puede ser realmente tóxico si se lleva al extremo.

Así que realmente creo que siendo su personalidad como es, y su estilo de negociación, algo de lo que está haciendo es una verdadera fanfarronada, y otra parte es real; su verdadera indignación honesta.

Los comentarios del Sr. Lavrov son más de lo mismo de la diplomacia rusa, y creo que el Sr. Lavrov en este momento no es solo el principal diplomático ruso, sino además, honestamente, el mejor diplomático del mundo. Sin él, el mundo sería un lugar mucho más peligroso. Tengo un tremendo respeto por su capacidad para unir a las personas y forjar alianzas que deben hacerse en respuesta a la agresión desde varios frentes, no sólo de Estados Unidos, sino desde la Unión Europea también.

Es muy interesante ver cómo se desarrolla todo esto, y se puede ver una reacción en el vehículo especial que están desarrollando la UE, China, Rusia, etc. para evitar las sanciones de Irán que deben entrar en efecto en noviembre.

Pero es un problema mayor que eso y también es asegurar que no se impongan sanciones a las cinco grandes petroleras y a todos los contratistas que ayudan a construir el oleoducto Nord Stream 2. Entonces, si Trump cambia de opinión acerca de imponer sanciones, habrá un medio para que todos reciban el pago.

Sputnik: El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia también habló sobre la necesidad de resolver todos los problemas existentes a través de la diplomacia. ¿Cree que el presidente Trump adopta este concepto de resolver problemas internacionales a través de la diplomacia o sentarse a conversar, o cree él que la presión es el camino a seguir?

Tom Luongo: Creo que Trump cree tanto en la presión como en la negociación. Creo que supo desde el momento en que asumió el cargo de presidente, una vez que recibió información sobre el asunto, que los norcoreanos habían desarrollado un arma nuclear. En ese momento termina todo el apalancamiento de Estados Unidos de la amenaza de invasión militar, de cambio de régimen. Quienes tendemos hacia la derecha libertaria anti-intervencionista, hemos estado diciendo esto durante treinta años.

Una vez que obtuvieron el arma nuclear, toda su capacidad de presión desaparece, porque tenemos que negociar. Es por eso que los coreanos, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in y Kim Jong-un comenzaron el proceso de paz, y Estados Unidos realmente estuvo de acuerdo. Todo lo que Trump tenía que hacer era crear un mecanismo a través del cual pudiera salvar su reputación ante los votantes estadounidenses, para salir de la situación, y luego desafiar a su gabinete, que desea que todas estas cuestiones permanezcan como heridas abiertas durante el mayor tiempo posible. Porque así es como venden más armas en todo el mundo, así es como pueden recaudar fondos tanto para el Partido Republicano o el Demócrata.

Todo es parte de esta corrupción rampante y demente que existe en el sistema político estadounidense. Son todas las heridas abiertas que están destinadas a permanecer abiertas, y el cerrarlas es un anatema para las luces de guía en Washington, para los intereses de todos en Washington. Y ese es el mayor problema, ese es el mayor impedimento para la paz mundial.

Creo que Trump quiere resolver estos problemas, pero su estilo de negociación (léase "Art of the Deal"), es efectivamente insultar a sus interlocutores, a las personas con las que está negociando, hasta el punto en que dicen "eso es suficiente" y se alejan de la mesa. Después, él negocia. Cuando no tiene poder de influencia, llega a una conclusión bastante rápido. No creo que alguna vez imponga sanciones contra el gasoducto Nord Stream 2. Va a amenazar, va a tratar de seguir retrasando la inversión en las acciones rusas y la deuda corporativa rusa y todo eso, pero no creo eso que le vaya a hacer ningún bien, y él lo sabe.
Tom Luongo es un analista político y financiero y el editor de Gold Goats 'n Guns, un boletín mensual sobre inversiones.