La Ley Patriota, aprobada después del 11-S, desato las críticas por otorgarle poderes amplios al Gobierno, incompatibles con la protección de la privacidad.
Facebook
© Nasir Kachroo / www.globallookpress.com
La red social Facebook anunció este 22 de abril que la letrada estadounidense Jennifer Newstead se unirá a la compañía como asesora legal general, supervisando las funciones legales globales del gigante informático. Newstead actualmente se desempeña como asesora legal del Departamento de Estado de EE.UU. y supervisa el trabajo en todos los asuntos legales nacionales e internacionales que afectan la política exterior de Estados Unidos.

Esta especialista en derecho va a sustituir a Colin Stretch, quien ha trabajado en la empresa nueve años y en julio de 2018 anunció sus planes de marcharse de Facebook. "Jennifer es una líder experimentada cuya perspectiva y experiencia global nos ayudará a cumplir nuestra misión", ha calificado a su nueva compañera Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook.


La compañía ha destacado que Newstead le aporta "una profunda experiencia de gobierno y del sector privado", mientras que la propia letrada ha expresado su entusiasmo por unirse a Facebook "en un momento importante".

Con esta frase, la asesora legar podría referirse a los problemas legales y escándalos que enfrenta Facebook en estos momentos. Así, desde el punto de vista de la reputación, 2018 fue desastroso para la firma creada por Mark Zuckerberg porque tuvo que lidiar con las consecuencias de diversos escándalos: desde el hecho de que su fracaso a la hora de combatir las noticias falsas favoreció la victoria de Donald Trump en las elecciones que Estados Unidos celebró en 2016 hasta las revelaciones de que había filtrado datos digitales de sus usuarios.

'Coautora' de la Ley Patriota

En medio de fuerte críticas hacia Facebook por su manejo de los datos personales confidenciales de millones de usuarios, la compañía decide contratar a Newstead, cuya candidatura, a pesar de su vasta experiencia, podría considerarse polémica. Es que esta letrada también es considerada como la coautora y una apasionada defensora de la polémica Ley Patriota de 2001 que ampliaba los poderes de vigilancia del Gobierno y justificaba el acceso masivo a datos personales de los ciudadanos con la excusa de combatir el terrorismo.
NSA protest
© Mandel Ngan / AFP
Por ejemplo, en un comunicado de prensa de 2002 emitido por el entonces jefe de la Oficina de Políticas Legales del Departamento de Justicia, Newstead fue aclamada por "su excelente servicio en diversos temas, entre ellos, ayudar a elaborar la nueva Ley Patriota de EE.UU. para proteger a Estados Unidos contra el terrorismo".

La Ley Patriota fue aprobada después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 sin apenas ser debatida. En los años siguientes, ha generado críticas generalizadas por otorgarle poderes amplios al Gobierno para espiar a sus propios ciudadanos, lo que muchos consideran incompatible con la protección de la privacidad.


La Ley permitió que las autoridades policiales recopilaran y almacenaran los registros telefónicos y de Internet de millones de estadounidenses diariamente. La práctica fue confirmada por las revelaciones de Edward Snowden en 2013, que reavivaron el debate sobre los amplios poderes de vigilancia ejercidos por el Estado. Las últimas filtaciones de Snowden siguen arrojando luz sobre los esquemas vigilancia de la NSA.

El primero de junio de 2015 la Ley Patriota expiró tras no poder prolongarla el Senado.