Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El exorcismo se está volviendo multi-denominacional. Donde antes los que competían por las almas de los seguidores se quemaban unos a otros como herejes e impulsaban guerras de décadas, diferentes denominaciones cristianas se están uniendo ahora para luchar contra una amenaza resucitada.
exorcist
Y eso es nada más y nada menos que Satanás mismo.

La Iglesia Católica Romana ha abierto por primera vez su clase anual de exorcismo en Roma a representantes de las principales religiones cristianas. La Pontificia Universidad de Regina Apostolorum es una universidad de Roma afiliada al Vaticano que desde hace 14 años lleva a cabo las cada vez más populares convenciones anuales sobre exorcismos para sacerdotes católicos.

Pero ahora las puertas del 14º Curso de Exorcismo y Oración de Liberación han sido abiertas a grupos que una vez fueron considerados herejes e infestados de demonios hace sólo unos pocos siglos.

Ahora unos 250 sacerdotes católicos, luteranos, griegos ortodoxos y protestantes se han reunido para armarse con la espada de la palabra sagrada para luchar contra Satanás en medio de las almas de sus feligreses.

Espada del Espíritu

"Estamos llamados a luchar contra el Diablo con todas nuestras fuerzas y determinación", dijo el orador principal y sacerdote católico José Enrique Oyarzun a los exorcistas reunidos en Roma.

En esta era iluminada, la práctica suena extraña para muchos.

Y ese es el problema, insisten los exorcistas.

Hablar en lenguas perdidas. Vomitar objetos raros. Heridas inexplicables. Retorcerse. Temblar. Gritos de abuso.

Fuerza sobrenatural.

Aunque rara vez hay evidencia más allá de lo anecdótico, los practicantes de exorcismo insisten en que sus experiencias detrás de puertas cerradas son muy reales.

Y es una amenaza que el propio Papa Francisco ha querido resaltar, haciendo referencias regulares al poder del Diablo en sus sermones.

"Es malvado, no es como la niebla. No es algo difuso, es una persona. Estoy convencido de que uno nunca debe conversar con Satanás; si lo hace, se perderá", dijo recientemente el Papa a un servicio de noticias católico.


Comentario: Lo que el Papa quiere decir aquí, quizás, es que hay entidades malignas que, aunque no necesariamente físicas en la forma en que típicamente pensamos de la fisicalidad, son reales, y pueden tener efectos negativos reales en los individuos susceptibles.


El año pasado, el exorcista Benigno Palilla dijo a Radio Vaticano que había unos 500.000 casos de posesión que aparecían en Italia cada año.


Comentario: La población de Italia es de unos 60 millones de habitantes. Así que, según la estimación del exorcista Palilla, una de cada 120 personas que viven en Italia está poseída. Sería interesante saber cómo llegó a este número si no estaba exagerando para llamar la atención de la gente, o simplemente siendo sensacionalista.


Lea la noticia completa en inglés aquí