Su primera esposa murió hace 30 años atrapada por un incendio en el baño de su casa. 17 años más tarde, el cuerpo de su hijo, fue hallado debajo de un camión que había caído sobre él.
Karl Karlsen
© Stephen D. Cannerelli / AP
Karl Karlsen arriving at court in Waterloo, N.Y., in 2012.
Karl Holger Karlsen, un estadounidense de 59 años que mató a su hijo en 2008 para cobrar una póliza de seguro de vida de 700.000 de dólares, fue condenado esta semana por matar a su primera esposa hace casi 30 años por la misma razón, informa The New York Times.

El día de Año Nuevo de 1991, Christina A. Karlsen, de 30 años, murió por un incendio atrapada en el baño de su casa, en el condado de Calaveras en California. Unos días después, el hombre recaudó 215.000 de dólares del seguro de su mujer y se mudó con sus hijos a Seneca Falls, Nueva York, señaló el abogado de Karlsen, Richard Esquivel.

Aunque las circunstancias de la muerte resultaban sospechosas — la mujer murió apenas 19 días después de que Karlsen le contratara el seguro de vida — , no fueron presentados cargos contra él.

En 2008 el hijo del Karlsen, Levi, de 23 años, compró una póliza de seguro de 700.000 de dólares y firmó documentos que nombraron a su padre como único beneficiario de su seguro en caso de muerte. El padre estuvo presente en el momento de la firma.

Unas horas más tarde, la segunda esposa de su padre, Cindy Karlsen encontró el cuerpo de Levi debajo de un camión en el garaje. En un primer momento, las autoridades consideraron está muerte como un accidente. Pero en 2011, cuando se dio cuenta de que su esposo había invertido dinero de la póliza de su hijo en un seguro de vida de 1,2 millones de dólares para ella, alertó a la Policía.


Gracias a la colaboración de Cindy con las autoridades, en 2013 el hombre fue declarado culpable por el asesinato de su hijo Levi Karlsen y condenado a 15 años de prisión. La condena despertó sospechas en parte de los detectives en California, donde la investigación sobre la muerte de su esposa no se había cerrado, según documentos judiciales.

El 3 de febrero, Karlsen fue declarado culpable de haber asesinado a su primera esposa al sellar deliberadamente el baño y prender fuego en el pasillo.

"Sabía que tenía algo que ver con esto", dijo la madre de la víctima Arlene Meltzer, de 78 años, que estaba en la corte, cuando el jurado leyó el veredicto. "Es algo que una madre siempre lleva en su corazón".

Está previsto que el próximo 17 de marzo el juez dicte sentencia. El hombre podría enfrentarse a cadena perpetua máxima sin posibilidad de libertad condicional.