Traducido por el equipo de sott.net en español

Imagina en tu mente una bañera de un kilómetro y medio de largo por 200 metros de ancho. Entonces tira del tapón. En esencia, eso es lo que le ha pasado esta primavera al Lago Slade.
Slade Lake
© The Chronicle Herald
El lago Slade desaparece de la noche a la mañana en Canadá-Nueva Escocia en junio de 2020.
A dos kilómetros y medio al suroeste de Oxford, en el condado de Cumberland, el gran lago ha sido drenado de su agua por la actividad geológica subterránea.

"El culpable más obvio de esto es que el agua simplemente desapareció por algunos de los socavones del fondo del lago", dijo Amy Tizzard, geóloga regional del Departamento de Energía y Minas.

"Podría ser que algún yeso disuelto (debajo del lago) o que los sedimentos o la vegetación cedieran... no podemos saberlo realmente porque no podemos ver el fondo del mismo".

Queda un charco de agua en puntos profundos del lago.

Probablemente recuerdes similares desapariciones dramáticas de lagos en México, en Hawái y en Rusia.

Lea la noticia completa en inglés aquí