"Se robaron las islas Malvinas, imagínate, y ahí las tienen. Lo que sea se lo roban, son unos piratas en mar abierto", expresó el dirigente Diosdado Cabello.
Diosdado Cabello venezuela
© Twitter @PartidoPSUV
Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)
El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) fijó posición sobre el fallo que emitió el pasado viernes un tribunal del Reino Unido, que niega al país el acceso a sus reservas de oro depositadas en el Banco de Inglaterra.

El primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, dijo en rueda de prensa que el Reino Unido actúa como "piratas en altamar" y "roba a quien sea" a través de sus decisiones judiciales.
"Lo que ha ocurrido con el Reino Unido, Inglaterra, es la historia, no solo le ha tocado a Venezuela: cualquier país que ellos puedan robar, lo roban. Se robaron las islas Malvinas, imagínate, y ahí las tienen. Lo que sea se lo roban, son unos piratas en mar abierto, filibusteros (...) unos piratas en altamar, roban a quien sea", señaló Cabello.
El dirigente socialista agregó que a pesar de esa decisión, Venezuela va a intentar recuperar sus reservas de oro "por cualquier vía". "Esa es la tarea que nosotros tenemos", dijo, y comentó que este tipo de sentencias son acordadas previamente por quienes actúan contra Venezuela.

"El mundo sabe que son sentencias acordadas entre ellos. Nosotros esperamos que esas decisiones puedan ellos revertirlas y que el oro de los venezolanos sea entregado a los venezolanos", señaló Cabello, quien agregó que a pesar de que el Reino Unido sabe que Nicolás Maduro es quien preside el único gobierno legítimo que hay en Venezuela, "no pueden hacer nada que EE.UU. no autorice".

"Lo demás es comiquita, lo demás es inclusive pasado", señaló Cabello en referencia al pretendido "gobierno interino" de Juan Guaidó, por el que la justicia británica decidió inclinarse.

¿Qué dictaminó la justicia británica?

La Justicia británica falló a favor de la llamada 'directiva ad hoc' del Banco Central de Venezuela que nombró el exdiputado opositor Juan Guaidó como supuesto gobernante interino, por lo que denegó al Estado venezolano el acceso a 32 toneladas de oro que permanecen retenidas en el Banco de Inglaterra desde 2018.

La decisión fue tomada por la jueza Sara Cockerill, del Tribunal Superior de Londres, quien luego de un juicio de cuatro días, que culminó el pasado 18 de julio, determinó que no considera como válidas las resoluciones del Tribunal Supremo de Venezuela (TSJ) que declararon nula la designación de esa junta directiva paralela del BCV, debido a que en el Reino Unido no hay base legal para hacerlo.

Aunque Cockerill no autorizó al equipo de Guaidó, quien se autoproclamó inconstitucionalmente como "presidente encargado" en 2019, a acceder a las reservas de oro, sí consideró válida la junta directiva designada por el exdiputado opositor, que todavía es reconocido por el Gobierno británico como mandatario legítimo. No obstante, se espera que en otra audiencia se determine si pueden disponer del metal precioso.

Ante esto, la directiva auténtica del Banco Central de Venezuela (BCV) rechazó el fallo e informó que acudirá a todas las instancias legales para revertir ese fallo.

De igual forma, el gobierno venezolano calificó como "decisión insólita" la sentencia de la Justicia británica, a la que señaló de estar "sometida, subordinada y amordazada a las decisiones de la corona británica", sin que le importe violar el derecho internacional y las reglas básicas de sistema financiero, lo que ha causado preocupación y desconfianza a los inversionistas en todo el mundo.