El ministro de Defensa de Estonia asegura que "la situación cambiará en comparación con la actual".
NATO Cruiser
© Bernd Wüstneck / dpa-Zentralbild / Gettyimages.ru
El nuevo ministro de Defensa de Estonia, Hanno Pevkur, aseguró que la integración de las defensas antimisiles de su país y las de Finlandia permitirá convertir el Báltico en mar "interior" de la OTAN.

En una entrevista con el medio Iltalehti, Pevkur señala que tras el ingreso total de Finlandia y Suecia a la Alianza, la integración de la defensa antimisiles finlandesa y estonia permitirá cerrar el golfo de Finlandia a los buques de guerra rusos. El mar Báltico será "el mar interior de la OTAN", cuando Finlandia y Suecia se hayan unido a ella, y "la situación cambiará en comparación con la actual", afirmó.
"El alcance de los misiles estonios y finlandeses es mayor que la anchura del golfo de Finlandia. Esto significa que debemos combinar nuestra defensa antimisiles y compartir toda nuestra información entre nosotros", resaltó el alto cargo.
El número de soldados enviados por los aliados aumenta en Estonia, pero Pevkur aún no sabe el tamaño exacto de los refuerzos. "No se trata solo de personas, sino de conseguir más armas mortíferas. No me fijo en los números, sino en las habilidades. El rendimiento es lo más importante para mí", destacó el ministro.

La OTAN ha acordado que Tallin se centre en reforzar sus fuerzas terrestres y navales. Los aliados asegurarán el control del espacio aéreo en toda la región del mar Báltico. "No se puede defender el espacio aéreo de Finlandia si no se defiende al mismo tiempo el de Estonia, y viceversa. Los cazas pueden cruzar el golfo de Finlandia, de 80 kilómetros de ancho, en minutos", destacó Pevkur, resumiendo la necesidad de una defensa aérea común.
"La reacción de Moscú dependerá de la naturaleza y el alcance de las amenazas"
Anteriormente, ante declaraciones semejantes del presidente de Polonia, Andrzej Duda, sobre la transformación del Báltico en el "mar interior" de la OTAN, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, señaló que el mar Báltico "está rodeado no sólo por los territorios de los Estados miembros de la OTAN, sino también por Rusia. Por definición, no puede considerarse 'interna' a la alianza". Asimismo, afirmó que la adhesión de Finlandia y Suecia al bloque del Atlántico Norte "no influye en este hecho, por mucho que Polonia u otro país lo desee".

Al hablar de la adhesión de Helsinki y Estocolmo a la OTAN, Zajárova señaló que la reacción de Moscú a este acontecimiento "dependerá de la naturaleza y el alcance de las amenazas a la seguridad rusa que surjan en este sentido". Por lo que desde el Kremlin "se tomarán todas las medidas militares y técnicas compensatorias, incluidas las de las aguas del llamado 'mar interior'", resumió.


Aumentan las tensiones

Las autoridades de Estonia y Finlandia se expresaron esta semana a favor de prohibir en Europa la concesión de visados turísticos a ciudadanos rusos en respuesta al operativo militar de Moscú en Ucrania.

Concretamente, la primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, declaró que "no es correcto" que los rusos puedan "vivir una vida normal" y viajar a Europa mientras Moscú realiza acciones militares en Ucrania. "Mi postura personal es que el turismo debe ser limitado", dijo durante una entrevista con Yle, publicada este lunes.

Asimismo, la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, escribió en su cuenta de Twitter que "ahora es el momento de poner fin al turismo desde Rusia". "Dejen de emitir visados turísticos a los rusos. Visitar Europa es un privilegio, no uno de los derechos humanos", afirmó la política.

Por su parte, Zajárova comentó las afirmaciones de las dirigentes políticas de Estonia y Finlandia, y destacó que la UE no tiene derecho a prohibir la concesión de visados a todo el pueblo [ruso] teniendo en cuenta "sus propios compromisos".