Traducido por el equipo de Sott.net

Si la teoría de la conspiración de Kiev fuera cierta en cuanto a que es Moscú quien supuestamente ha atacado la misma instalación bajo su control y es, por tanto, quien está chantajeando a toda Europa, entonces no habría enviado a sus soldados en una misión suicida para tomar la central nuclear de Zaporozhye antes de la llegada de los representantes del Organismo Internacional de Energía Atómica para plantar pruebas falsas con ese fin.
Power Plant
© Unknown
Central nuclear de Zaporozhye
El Ministerio de Defensa ruso informó el jueves de que sus fuerzas frustraron con éxito el intento de Kiev de tomar la central nuclear de Zaporozhye (ZNPP) antes de la visita de los representantes del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) a esa instalación. El ministerio concluyó que "la provocación del régimen de Kiev tiene como objetivo hacer fracasar la llegada de la misión del OIEA a la central nuclear de Zaporozhye", lo que tiene sentido si se recuerda el contexto estratégico en el que se llevó a cabo esta misión, finalmente fallida.

Esa antigua república soviética, que se está desmoronando, ha llevado a cabo un terrorismo nuclear contra toda Europa atacando esta instalación controlada por Rusia durante el último mes, por la desesperación de chantajear a sus socios para que mantengan el ritmo de la ayuda militar que le prestan, algo que Zelensky y su asesor principal, Podalyak, admitieron tácitamente a mediados de agosto. Posteriormente, varios días más tarde, Politico reveló que los datos del Kiel Institute for the World Economy's Ukraine Support Tracker demostraron sorprendentemente que ninguno de los seis mayores países europeos realizó nuevos compromisos militares con Kiev el mes anterior, en julio.

Esta secuencia de eventos justifica a los funcionarios rusos que dijeron todo el tiempo que este agente de la OTAN liderado por EE.UU. está llevando a cabo el terrorismo nuclear por razones militares y estratégicas, desacreditando así otra de las "narrativas oficiales" relacionadas con el conflicto ucraniano. Si la teoría de la conspiración de Kiev fuera cierta en cuanto a que es Moscú quien supuestamente ha atacado la misma instalación bajo su propio control y es, por lo tanto, quien está chantajeando a toda Europa, entonces no habría enviado a sus soldados en una misión suicida para tomar la ZNPP antes de la llegada de los representantes del OIEA para plantar pruebas falsas con ese fin.

Ya no hay duda de que las noticias falsas pueden matar después de que fueran la razón por la que Kiev envió a un asesino fascista a Moscú el mes pasado para matar a la periodista Darya Dugina en un atentado terrorista con coche bomba que muchos sospechan que en realidad estaba dirigido contra su padre, que los medios de comunicación occidentales dirigidos por Estados Unidos (MSM) afirmaron falsamente que era "la Rasputina de Putin", pero ahora hay más pruebas a este efecto después de que también fue responsable de por qué Kiev envió a sus propios soldados en una misión suicida. Perdieron la vida innecesariamente porque el mando militar ucraniano quería "probar" su última teoría conspirativa a toda costa.

Si los representantes del OIEA se ciñen a su estricto código de conducta y no actúan como agentes occidentales de facto durante su visita a la ZNPP, no hay duda de que confirmarán que todo lo que Kiev ha afirmado hasta ahora sobre que Rusia es la que supuestamente está haciendo terrorismo nuclear no era más que mentira, mientras que Moscú estaba diciendo la verdad todo este tiempo. Verán por sí mismos que no hay armas pesadas rusas en esta delicada instalación, sino que está llena de restos de los misiles suministrados por Occidente a Kiev y otras municiones que se utilizaron ilegalmente para atacar ese lugar.

Es precisamente esta evidencia la que hace que Kiev tenga tanto miedo de que los representantes del OIEA se acerquen, ergo por qué acaba de enviar a varias docenas de sus presumiblemente más entrenadas fuerzas especiales en una misión suicida en un intento condenado al fracaso de tomar la ZNPP. Las noticias falsas que Kiev ha lanzado para hacer avanzar su teoría de la conspiración, según la cual es Rusia y no ella la que está llevando a cabo el terrorismo nuclear contra Europa, son responsables de sus muertes, lo que demuestra que la gente de ambos lados del conflicto ucraniano -ya sean civiles como Darya o combatientes como las fuerzas especiales de Kiev- están muriendo a causa de la desinformación.