Traducido por mpr21

La policía suiza se prepara a marchas forzadas para la posibilidad de que se produzcan cortes de electricidad este invierno, seguidas de levantamientos sociales. Jan Flückiger, secretario general de la Conferencia Suiza de Directores de Energía, advierte que "la seguridad interna se convierte en un problema", argumentando que el gobierno federal no ha reconocido aún la urgencia de la situación.
Jan Flückiger, secretario general de la Conferencia Suiza de Directores de Energía

Jan Flückiger, secretario general de la Conferencia Suiza de Directores de Energía
En una entrevista con el diario Blick, Fredy Fässler, que aparece en la foto, jefe de la policía de uno de los mayores cantones de Suiza, advierte que la población podría amotinarse y recurrir a los saqueos si el país se ve afectado por una grave escasez de energía este invierno.

"Imagínate, no puedes sacar dinero del cajero, no puedes pagar con tu tarjeta en la tienda o repostar en la gasolinera. La calefacción ya no funciona. Hace frío. Las calles se vuelven oscuras. Es concebible que la población se rebele o que se produzcan saqueos", dice, y añade que las autoridades deberían tomar medidas para prepararse para estos escenarios extremos.

Los ejercicios que se llevaron a cabo en 2014 para prepararse para un escenario de apagón revelaron importantes deficiencias, como la falta de generadores de reserva para la policía, los hospitales y otras infraestructuras y servicios críticos, dice Fässler.

"Estas deficiencias se han corregido en los últimos años", señala el policía, añadiendo de forma bastante inquietante que ahora "las fuerzas de seguridad están armadas" y que incluso están dispuestos a proporcionar a los suizos dinero en efectivo si no pueden utilizar tarjetas en las tiendas, ya que se han firmado los acuerdos pertinentes con los bancos.

Además, Fässler advierte contra los saqueos: "También hemos visto en las catástrofes medioambientales que algunas personas han abusado de la situación para saquear objetos desprotegidos. Esto también podría ocurrir si la red está cortada, por ejemplo en las tiendas donde hay algo que comprar". El jefe de policía pide al gobierno federal que sólo ordene medidas que puedan ser aplicadas "y, sobre todo, controladas".

Anteriormente, Werner Luginbuhl, jefe del regulador suizo de la electricidad, ElCom, instó a los ciudadanos a abastecerse de velas y leña debido a los posibles cortes de electricidad en el país este invierno. En las montañas de Suiza también aumentan las búsquedas de leña para quemar en las chimeneas, a la antigua usanza.

Las declaraciones de Fãssler se producen después de que las autoridades suizas dijeran que podrían imponer restricciones al consumo de energía el próximo invierno, advirtiendo que "la escasez de electricidad es uno de los riesgos más graves" para el país.