El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, indicó que se trata de una cifra "mucho" mayor de lo esperado.
EU Parliament
© Wojciech Stróżyk / Legion-MediaEscultura con el símbolo del euro en los alrededores del edificio del Parlamento Europeo en Bruselas, Bélgica.
Los países miembros de la Unión Europea han solicitado a Bruselas un total de 10.000 millones de euros (unos 10.700 millones de dólares) como compensación por las armas suministradas a Ucrania, reveló este martes el alto representante del bloque comunitario para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell.

"Los Estados miembros nos han presentado facturas por valor de 10.000 millones de euros, mucho más de lo esperado", dijo Borrell. "Habiendo recibido 3.600 millones de euros del Fondo Europeo para la Paz, hemos activado 10.000 millones de euros para el apoyo militar" a Kiev, agregó.

Paralelamente, el jefe de la diplomacia europea instó a los países de la UE a seguir suministrando armas al país eslavo. "Estoy feliz de que, finalmente, en varias naciones hayan comenzado el entrenamiento de los pilotos ucranianos para el manejo de los cazas F-16. Llevará tiempo, pero cuanto antes mejor", declaró.

Josep Borrell destacó que este entrenamiento abrirá las puertas para el eventual suministro de estos aviones de combate de fabricación estadounidense. Además, indicó que los debates que se suscitan en el seno de la UE acerca del suministro de armamento a Ucrania siempre alcanzan su objetivo, pese a que al principio algunos Estados del bloque comunitario se han mostrado "reacios" a proporcionar tanques alemanes Leopard o los cazas F-16.

Según datos del Instituto Kiel de Alemania, entre el 24 de febrero de 2022 y el 24 de febrero de este año las instituciones de la Unión Europea suministraron a Ucrania másde 30.000 millones de euros en apoyo financiero, humanitario y militar. Esta cifra no incluye los paquetes de asistencia militar suministrados por los diferentes países miembros del bloque comunitario, siendo Alemania, Polonia, Países Bajos, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Italia y Francia, por este orden, los más generosos.