Asimismo, Milorad Dodik señaló que "hay que respetar a Rusia" y comprender su papel en el mundo.
Milorad Dodik
© Nikola Krstic/Alamy / Legion-Media
El presidente de la República Srpska, Milorad Dodik.
Rusia disgusta a Occidente porque dejó de suministrar gas barato a Europa, declaró el lunes Milorad Dodik, presidente de la República Srpska, una de las dos entidades que conforman Bosnia y Herzegovina.

Según el dirigente, "los rusos llevan años enviando gas injustificadamente barato a Europa y Alemania, fortaleciendo sus economías", pero ahora la situación ha cambiado, provocando una aguda reacción de Occidente.

"Por supuesto, a Occidente no le gusta [el presidente ruso Vladímir] Putin. Cómo podría gustarles si no les da recursos", expresó. "Hay que respetar a Rusia. Entender su papel en el mundo y respetarla", agregó.

"Esta duplicidad no puede durar"

El mandatario también cuestionó la fiabilidad de Occidente. "Cuando todo empezó en Ucrania, [el canciller de Alemania Olaf] Scholz dijo: 'Lo único que suministraríamos serían cascos', y terminó con los Leopard que ahora se envían a Ucrania. [...] ¿Y por qué deberíamos creer ahora en sus buenas intenciones?", preguntó Dodik.
"Vale, ahora se presentan como defensores de la gente que sufre en Ucrania, pero ¿por qué no defendieron a la gente en Siria, en Libia o en Yugoslavia cuando Occidente nos bombardeaba injustificadamente? Esta duplicidad no puede durar", condenó.
La postura "neutral" de la República Srpska

Milorad Dodik se reunió el martes con el presidente ruso, Vladímir Putin. Durante su encuentro en el Kremlin, Dodik subrayó que la República Srpska mantiene su postura sobre el origen del conflicto y sigue pensando que Moscú se vio "obligada" a lanzar el operativo en Ucrania ante la negativa de Occidente a atender sus preocupaciones de seguridad.

Por su parte, Putin agradeció a Dodik la postura "neutral" y "moderada" en relación a la crisis ucraniana, y señaló que solo este enfoque puede dar lugar a "una decisión positiva".