Fue encontrada viva porque su madre insistió en ver el cuerpo de su hija, que había nacido con 6 meses de gestación.

Imagen
© Desconocido
El Perrando, es el principal hospital del Chaco.
Una beba que nació en forma prematura fue dada por muerta y enviada a la morgue del Hospital Perrando de Resistencia, Chaco, donde permaneció 12 horas y fue encontrada viva por sus padres, que insistieron en ver el cuerpo de su hija.

La madre de la niña, Analía Bouter, aseguró que por la noche fue con su esposo hasta "donde estaba el cajoncito" y allí el hombre "hizo palanca" y lo abrió. "De golpe sentí un gemido. Estaba tapadita y llena de escarchas", dijo la mujer.

El hecho ocurrió el martes de la semana pasada en el hospital más importante de la provincia, pero fue informado ayer por el subsecretario de Salud del Chaco, Rafael Sabatinelli, quien advirtió que se iniciaron sumarios "a todos los sectores que estuvieron involucrados" en la irregularidad. Cinco médicos que intervinieron en el caso fueron suspendidos en forma preventiva.

"Hubo muchas cosas que llamaron la atención. Primero, porque no me dejaron ver el cuerpo apenas nació, sino que la llevaron a la morgue, la metieron en un cajón y lo cerraron", se quejó el padre de la beba, Fabián Verón, en declaraciones al diario La Voz del Chaco.

Según el relato del padre, su esposa dio a luz el 3 de abril a las 10.24 en el área de Neonatología del Hospital Perrando. Rápidamente a su hija, que nació tras seis meses de gestación, se la dio por muerta porque no presentaba signos vitales luego del parto, según le dijeron. Si bien los padres aceptaron la noticia que les dieron los médicos, la madre pidió conocer a su hija.

Fuentes médicas del hospital Perrando informaron que la beba se encontraba ayer en buen estado de salud y que, después de ser hallada con vida en la morgue del centro asistencial, ni siquiera demandó tareas de reanimación.

El subsecretario Sabatinelli calificó de "desgraciado" el caso y remarcó que "cada integrante del personal que estuvo involucrado en el hecho tiene responsabilidades, por lo tanto tendrán que rendir consecuentemente a esto. Esperamos los resultados de los informes para que se aclare el hecho". Aseguró que existen antecedentes médicos de casos similares.

El director del Hospital Perrando, José Luis Meiriño, ensayó una explicación científica respecto de la supervivencia de la niña dentro de una cámara de frío. Es posible, dijo, que "haya ocurrido una hipotermia, que produjo una hibernación y mantuvo los signos vitales" de la beba.

La familia Verón, que vive en el barrio Güemes de la localidad chaqueña de Fontana, a 5 kilómetros de Resistencia, adelantó que iniciará acciones legales por mala praxis y negligencia de los profesionales involucrados en el caso.

Meiriño respaldó el accionar de médicos y enfermeros del centro de salud que dirige, al señalar que "hay negligencia si un médico actúa solo, pero en este caso estuvo abocado todo el equipo de profesionales" del principal hospital del Chaco. Los padres señalaron que la beba, quinta hija del matrimonio, iba a llamarse Luciana Abigail, pero decidieron bautizarla Luz Milagros.