discos de arcilla prehistóricos1
© Scott Shirar
Descubren sorprendentes discos de arcilla prehistóricos en lago de Alaska.
El arquélogo Scot Shirar de la Universidad del museo de Alaska del Norte descubrió diminutos discos de arcilla y petroglifos, que datan probablemente de hace 2.000 años, durante sus recientes investigaciones en el lago de Feriak, informó la Universidad este 7 de septiembre.

La expedición estaba estudiando tres viviendas prehistóricas descubiertas previamente este verano en dicha región de la Reserva Noatak de Alaska.

Se iniciaron las excavaciones en dos sitios en forma planificada por niveles y se descubrieron de inmediato cuatro pequeños discos de arcilla decorados, los primeros de este tipo encontrados en Alaska.

"El primero de ellos parece ser una pequeña piedra con algunas marcas de arañazos en ella", dijo Shirar.

"Estamos muy ilusionados desde que nos encontramos con la segunda arcilla y con grabados más complicados en ella. Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que había algo único", declaró el arqueólogo.

Para descubrir estos discos manufacturados abrieron solo una pequeña parte de la tierra, por lo que los investigadores advierten que seguramente algo único se encontrará en dicha zona al continuar con la búsqueda.
discos de arcilla prehistóricos2
© Scott Shirar
Petroglífico descubiero en el parque Noatak
En el sur de Alaska y el suroeste de los Estados Unidos se puede encontrar otro tipo de arte rupestre y prehistórico pero es muy raro verlo en las regiones del Norte, aclaran. La directora del Museo de Alaska de Norte se unió a la expedición y expresó su emoción al poder salir de sus sótanos -habitual lugar de trabajo- para poder pasar unas semanas en esta nueva búsqueda.

Explicó que su curiosidad era saber cómo se sentían en su vida diaria en ese lugar cuando tenían por comida solo el "Caribú (mámífero característico del Norte) a diario", y si estaban agradecidos de tenerlo....

discos de arcilla prehistóricos3
© Scott Shirar
Dibujo prehistórico de una casa en el Lago Feniak.
"Me hice muchas peguntas sobre ellos y creo que enloquecí a los arqueólogos al hacerlas", dijo Guthrie. Otra de las investigaciones que debe desarrollarse es la medición del radiocarbono encontrado en los pozos que se excavan, en las muestras de huesos de animales y otras materias orgánicas que puedan hallar, con lo que determinarán las fechas probables de su época de vida.

Lo más probable, expresaron, es que serían de hace unos dos mil años o de algún momento de la prehistoria tardía. Se desconoce aún el significado de los petroglifos y de los tallados encontrados, pero tienen claro que para quien los fabricó tenían un significado preciso. Se estima además que son parte de un rico legado espiritual.