Imagen
© Getty Images
La propietaria de Bull lo acusa de aparearse con otros gatos machos en su casa, pese a tener gatas también.
Según su propietara, la mascota muestra "conductas sexuales que van en contra de la naturaleza".

Una mujer de Nigeria repudió a su gato que habría vivido con ella más de 6 años, porque el felino mostró "conductas sexuales que van en contra de la naturaleza".

"Bull", nombre del gato en cuestión, se ha convertido la primera mascota en ser declarada abiertamente gay y repudiado por su dueña.

Su propietaria lo acusa de aparearse con otros gatos machos en su casa, pese a tener gatas también. Los vecinos declaran que Bull no se ha reproducido.

"Cualquier persona que esté interesada en este gato gay puede llevárselo, porque yo no lo quiero, no sirve para nada", mencionó la dueña.

Bull se ha convertido en el blanco de muchas bromas en la zona.