Cada vez que veía al sobrino de la víctima, que fue acuchillada en un robo, se ponía como loca y no paraba de acusar.
Neelam Sharma
© Desconocido
Neelam Sharma, la víctima

A Neelam Sharma, de 45 años, la mataron este 20 de febrero de 2014 en su casa de Agra, ciudad situada a orillas del río Yamuna, en el estado indio de Uttar Pradesh.

Su cuerpo apareció cosido a puñaladas junto a su mascota, un perro que corrió igual suerte, y también al lado de una cotorra a la que su marido, Vijay Sharma, -editor de un periódico local-, tenía especial cariño.

El pájaro de la familia de los loros, llamado 'Hércules', era el único supeviviente de la matanza, cuyo móvil fue el robo, y poco se esperaban los asesinos que iba a ser su delator.

Se ponía como loca

Mientras la Policía realizaba las gestiones de rigor, -sin lograr obtener ninguna pista- el esposo de Neelam les contó que el ave "se ponía como loca" cada vez que veía a su sobrino Ashutosh, detalle que le escamaba mucho, y más cuando algunos vecinos afirmaron que a su paso no paraba de decir: "Es un asesino, un asesino" algo que decía lógicamente en el idioma local: "¡Usne el maara!".

"Incluso durante las investigaciones de la Policía, 'Hércules' enloquecía cada vez que se nombraba a Ashutosh", relató Vijay, lo que levantó las sospechas de las autoridades y comenzaron a investigar.

Finalmente, Ashutosh confesó haber asesinado a Neelam con la ayuda de un cómplice, Ronny Massey.

Ahora el 'pájaro', el que no tiene plumas, deberá enfrentarse a cargos por el asesinato, mientras 'Hércules' será el principal testigo de cargo tras haber quedado como todo un héroe.