El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, rechazó esta mañana las golpizas e intentos de linchamientos a delincuentes que se registraron en los últimos días y consideró que "la Argentina se está yendo de madre en términos de inseguridad".

Imagen

Mauricio Macri es Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires,
Si bien repudió la seguidilla de palizas a ladrones y las calificó como un "retroceso de la sociedad", el líder del PRO consideró que se dan porque "la Argentina se está yendo de madre en términos de inseguridad y de falta de respeto" a la ley.

En este sentido, Macri señaló que las golpizas se explican "por la desesperación" ante la inseguridad. "La ciudadanía entra en esta locura y no hay respuesta de las autoridades", dijo en declaraciones a radio Mitre. Por ello, el funcionario advirtió que "la desesperación es mala consejera" y que "prevalece la ley del más fuerte".

Por otra parte, el jefe de Gobierno de la Ciudad cuestionó la postura de la presidenta Cristina Fernández ante la inseguridad. "Noto que la Presidenta va y viene. Tiene comentarios que van rumbo a restablecer la ley y el respeto por ella y hay momentos en los que vuelve a sesgarse hacia otro lado", afirmó.