Ira Keys es un jubilado, de Slaton (Texas), que tomó al pie de la letra el consejo que le dio su padre cuanto tenía diecisiete años: "Si puedes, intenta guardar todos los centavos que caigan en tus manos". Pues dicho y hecho. Desde 1952, Mr. Penny (centavo) acumuló pacientemente 226 kilos de monedas que guardó en botes de pintura. ¡¡¡Mi tesoro!!!
Imagen
© KCNB / Captura de KCBD-TV
"Cada vez que iba a comprar y me daban las vueltas, guardaba todas las monedas de un centavo", indicó Keys en una entrevista. "Después de tantos años, pensé que era el momento de ingresar el dinero en un banco. Quería saber cuánto tenía ahorrado", añadió.

Imagen
© KCNB / Captura de KCBD-TV)
Ira Keys, ‘el guardacentavos’
El pasado 19 de enero, el anciano de 81 años preparó cuidadosamente la carga y se dirigió a su entidad bancaria. La cara de los empleados de la sucursal de KCNB debió de ser un poema al ver entrar a Keys con el 'preciado botín'.

Después de más de una hora de recuento, la fortuna amasada durante seis largas décadas ascendía a la nada despreciable cantidad de ¡¡¡816 dólares!!! (700 euros). Sí, no es mucho, pero nada paga lo bien que se debió sentir Mr. Penny al cumplir la sabio recomendación de su progenitor.

Y lo mejor de todo, según comentó el director del banco, es que el depósito solo era algo más de la mitad de lo que tenía almacenado en su casa. Así que ya se pueden ir preparando los chicos de KCNB porque la siguiente vez que pase por sus instalaciones lo mismo se presenta con 200 kilos de oxidado metal. Más vale que vayan alquilando una mula mecánica.