Nueva Inglaterra, era golpeada con otra ventisca, la última de un incesante invierno en el noreste de EE. UU..
El Servicio Meteorológico Nacional emitió una advertencia de tormenta de invierno para una gran franja de la región, incluyendo partes de los estados de Nueva York, Connecticut, Vermont, New Hampshire, Massachusetts y Maine, un área que alberga a más de 15 millones de personas. También advirtió que Portland, Maine, podría ver hasta 26 pulgadas de nieve.

"Ese es el punto de mira", dijo Allison Chinchar, meteoróloga de CNN, quien añadió que la nieve, que comenzó a caer ayer por la tarde, continuaría hasta este día.

En previsión de la tormenta de invierno, Portland International Jetport en Portland, Maine, canceló todos los vuelos durante 24 horas, desde el ayer a las 8 p.m. hasta las 8 p.m. de hoy.

En Boston, a unos 100 kilómetros al sur, la ciudad se preparó para 16 pulgadas de nieve desde ayer hasta hoy - con algunos suburbios a lo largo de la costa norte esperando hasta 19 pulgadas - creando un peligroso viaje por la mañana, informó CNN.

"La nieve será pesada y húmeda, y los vientos son altos, por lo que los cortes de energía y los árboles caídos son una preocupación", dijo la meteoróloga Julie Martin de CNN. "Es probable que las escuelas sean canceladas de nuevo", añadió.

Esta tormenta ya había sido anunciada, y se esperaba recibir una ráfaga de nieve y viento que podría convertirse en la mayor tormenta de la temporada, superando a una que dejó hasta 48 centímetros de nieve hace solo unos días.

Los pronósticos aplicaban desde el norte del estado de Nueva York hasta Maine, donde se previó una acumulación de hasta dos pies (60 centímetros) de nieve. El Servicio Nacional de Meteorología había dicho que se esperaban hasta de 19 pulgadas de nieve acumulada en Boston y que se extenderían los efectos hasta este lunes.