Acudió a una casa que reportó un incendio y relató que casi fue acuchillado por un fantasma.

Un policía que acudió a un llamado de auxilio a causa de un incendio en una residencia de Puerto Montt (Los Lagos, Chile) abandonó el lugar porque aseguró que había recibido un ataque paranormal.
© Pixbay.com
Imagen Ilustrativa
El cabo segundo Boris Olavarría relató que encontró "vidrios rotos" y "colchones en las afueras" y que, al ingresar en la vivienda y escuchar a los residentes explicar que "había actividad paranormal en el interior", en primera instancia "no les creímos".

Sin embargo, el carabinero detalló que presenciaron cómo "cayó una espátula desde el entretecho" como si lo hubiera atravesado, "invoqué al diablo" para decirle que "se retirara del lugar" y, cuando salía por la puerta delantera, "sentí un cuchillo".

Olavarría logró evitar "alguna lesión" gracias a que "andaba con chaleco antibalas", pero calificó el "ataque" como "algo súper increíble" a lo que no encontró explicación, con lo cual define los sucesos como "actividad paranormal"

Los residentes

Por su parte, los habitantes del lugar temen haber sido "víctimas de un eventual maleficio". La dueña, María Urra, indicó que su residencia sufrió incendios espontáneos "en cualquier parte" y otros episodios sin explicación durante una semana, con lo cual "no dormimos" para hacer guardias y evitar que el lugar arda.


Esa familia fue reubicada en una sede social mientras espera la ayuda "de alguien que entienda de estos temas". Este suceso no pasó desapercibido y algunas personas se burlaron de los hechos en las redes sociales.