Un equipo científico liderado por Saul Rappaport, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, ha descubierto un sistema estelar binario extremadamente raro y curioso.

© CC0 / Unsplash
El sistema está compuesto por dos estrellas: una enana marrón y una enana blanca. En astronomía, son conocidas por enanas marrones las estrellas que no poseen masa suficiente para ser capaces de brillar. Por su parte, las enanas blancas son las estrellas que han agotado su combustible nuclear, o sea, están próximas a apagarse.

El estudio reveló que los curiosos miembros de este sistema binario orbitan el uno alrededor del otro a cerca de 100 kilómetros por segundo. A esa velocidad, por ejemplo, es posible llegar desde la costa oriental de América del Sur a la costa de África en menos de un minuto.

Según los expertos, la masa de la enana marrón 'fallida' es de aproximadamente un 6,7% de la del Sol y equivale a 67 planetas Júpiter. Por su parte, la enana blanca 'moribunda' llega a alcanzar un 40% de la masa del astro rey.

Los científicos creen que en unos 250 millones de años (o menos), el movimiento del sistema binario hará que la separación entre la enana blanca y la marrón sea tan pequeña que esta última será "canibalizada por su vecina blanca".