Personas con ideas afines se reunieron en EE.UU. para discutir su rechazo a lo que describen como "un modelo heliocéntrico de la Tierra-globo".
flat earth
© Desconocido
Prueba irrefutable, foto sacada desde el espacio de nuestro aplanado Planeta
Cientos de personas de todo el mundo viajaron la semana pasada a la ciudad estadounidense de Raleigh (Carolina del Norte) para asistir a la Conferencia Internacional de la Tierra Plana, informa IFL Science. El evento anual es una reunión social que congrega a miembros de una comunidad convencida de que nuestro planeta es plano e inmóvil.

En esta suerte de simposio, hombres y mujeres con ideas afines se reúnen para compartir su rechazo a lo que describen como "un modelo heliocéntrico de la Tierra-globo". En su página oficial, esta particular comunidad manifiesta sospechas acerca del saber científico y explica que el planeta tiene forma de disco circular, en el cual la Antártida crea una barrera de hielo que impide que los humanos caminen por el borde de la Tierra.


Comentario: ¡¡¡Oh, Dios!!! ¡¿Qué vamos a hacer?!... El calentamiento global podría derretir la barrera y cualquier ser humano incauto que camine distraído por el borde de la Tierra podría caer a... ¿¿¿A dónde???


La conferencia incluyó charlas, ofrecidas por varios notables teóricos de la hipótesis de la idea de la Tierra plana, con títulos tan llamativos como "La NASA y otras mentiras del espacio" y "Despertarse de las mentiras científicas de la corriente principal".


Comentario: Al leer este párrafo, al principio pensamos que el término "notables" era un calificativo un poco pretencioso para estos "teóricos", pero pensándolo bien no está tan mal. Uno puede hacerse notar por extraordinarios talentos o también por singulares deficiencias.

Respecto a las conferencias sólo queremos destacar que desde SOTT hemos tratado de exponer muchas mentiras de la ciencia, incluso hemos cuestionado a la NASA y la ciencia astronómica mainstream. Pero siempre lo hemos hecho desde el lugar de la ciencia y usando argumentos científicos, racionales, y empíricamente observables. Que alguien se aproveche que de que existan muchas mentiras promulgadas como verdades científicas, para sostener un disparate absurdo, irracional, y sin la más mínima correspondencia con la realidad, es otra cosa muy distinta. No se trata de que por ser "anti-sistema" simpaticemos con cualquier disparate arrojado al mundo por el primer loco que se nos cruce en el camino.


El precio de las entradas al evento varió desde los 109 hasta 249 dólares. Los asistentes pudieron participar en una serie de charlas, presentaciones y sesiones de preguntas y respuestas sobre temas que incluyeron el rebatimiento de la "aceptada forma esférica del planeta" como "un elaborado engaño contado por la ciencia principal".