La estrella de Donald Trump en el Paseo de la Fama de Hollywood -destruida en varias ocasiones por detractores de su gobierno usando varias herramientas, entre ellas un pico- se multiplicó misteriosamente durante la madrugada del jueves.

Trump star hollywood

Las falsa estrellas de Trump en el Paseo de la fama aparecieron el 9 de agosto después de que la estrella real del presidente fuera destruida nuevamente. Un equipo plastificó estrellas de vinilo y las colocó en casillas en blanco en Hollywood.

El esfuerzo proviene de un artista callejero conservador que desea permanecer en el anonimato, pero dice que fue motivado entre otras cosas por la destrucción de la verdadera estrella del presidente.

Otro motivo para su curiosa intervención fue el reciente voto unánime del Consejo de la Ciudad de West Hollywood que recomendaba la eliminación de la estrella de Trump debido a acusaciones de que ha maltratado a mujeres y a minorías.

La Cámara de Comercio de Hollywood y el Consejo de la Ciudad de Los Ángeles no se han pronunciado al respecto, pero los que se oponen a la propuesta señalan que otros en Hollywood que también han sido acusados de maltratar a las mujeres todavía tienen estrellas en el Paseo de la Fama, como por ejemplo Bill Cosby.

trump star hollywood
© Bryan White
Impresas en vinilo y financiadas por un empresario anónimo

El artista anónimo dice que no ha terminado su misión de preservar la estrella de Trump. "Arranca la estrella del Paseo de la Fama del presidente o intenta quitarla, como si fueras el alcalde de West Hollywood o algo así, y aparecerán 30 más", le dijo el artista a un periódico local.

El artista y sus compinches, que se llaman a sí mismos "La Facción" (The Faction), son aliados del prolífico artista conservador Sabo y gastaron 1.000 dólares en las estrellas, que imprimieron en láminas de vinilo para suelos con adhesivo, y su misión fue parcialmente financiada por "un empresario joven y anónimo".

El equipo laminó las estrellas de vinilo y las colocó en cuadros en blanco en el Paseo de la Fama, aunque las mantuvo cubiertas hasta que todas estuvieran aseguradas en su lugar para que los espectadores no supieran exactamente lo que estaba sucediendo.

"No quería que me golpearan en la cabeza desde atrás. Pensábamos que el síndrome de Trump Derangement (una especie de manía contra Trump) era una broma, pero estoy bastante seguro de que es real", dijo el artista. "Si nadie las quita, podrían durar allí 10 años."

Pero las quitaron

trump star sticker laminate
© Bryan White
Finalmente las estrellas fueron arrancadas. Un empleado del museo Ripley dijo que las estrellas comenzaron a ser arrancadas porque "no queríamos que ocurriera lo que le pasó a la vieja estrella aquí. No sólo la estrella sería destruida, sino que dañarían nuestra propiedad".

Un miembro del servicio de limpieza que se ocupa del graffiti y del vandalismo en el Paseo de la Fama dijo: "Empezamos a las 5 de la mañana y hemos encontrado unas 50 estrellas". Un vendedor ambulante agregó: "Me sorprendieron, parecían bastante reales".