Parece ser que los medios de comunicación occidentales, incluido SOTT, nos equivocamos en esta historia. De hecho, la Sra. Pothoven no fue sometida a la eutanasia por un médico. Hoy, Naomi O'Leary, de Politico Europe, tuiteó un hilo que desacredita los reportes.
Noa Pothoven
© Instagram
Noa Pothoven en hospital en 2018
Aclaró lo que realmente sucedió:
"Noa Pothoven había estado gravemente enferma de anorexia y otras afecciones durante algún tiempo. Sin decírselo a sus padres, buscó y se le negó la eutanasia... La familia había intentado muchos tipos de tratamiento psiquiátrico y Noa Pothoven fue hospitalizada repetidamente... una cama de hospital fue instalada en casa bajo el cuidado de sus padres. A principios de junio comenzó a rechazar todos los líquidos y alimentos, y sus padres y médicos acordaron no obligarla a comer. La decisión de pasar a cuidados paliativos y no forzar la alimentación a petición del paciente no es eutanasia".
En 2016 hubo un caso similar de una víctima holandesa de abuso sexual a quien se le permitió elegir la eutanasia después de que los médicos decidieron que su TEPT era incurable.

Más de 6.500 personas terminaron sus vidas usando la eutanasia en los Países Bajos en 2017, según informes. Bélgica también permite que las personas consigan suicidio asistido por un médico por razones psicológicas.

Vea también: