Un juez ha afimado que el niño enfrentaría un "riesgo sustancial de negligencia inminente" de seguir bajo el cuidado de sus padres.
Noah pasará a estar bajo el cuidado de sus abuelos

Noah pasará a estar bajo el cuidado de sus abuelos
Un juez de Florida (EE.UU.) dictaminó este lunes que un niño de 4 años debe permanecer bajo custodia de sus abuelos después de que su madre y su padre detuvieran los tratamientos de quimioterapia para la leucemia y, en cambio, le aplicaran terapias alternativas.

El juez de la corte de circuito del condado de Hillsborough, Thomas Palermo, ha afirmado que Noah McAdams enfrentaría un "riesgo sustancial de negligencia inminente" si se fuera a casa con sus padres, Taylor Bland y Joshua McAdams, según informan medios locales.

En este sentido, ha considerado que ceder la custodia a sus abuelos maternos "es la única manera de garantizar la salud, la seguridad y el bienestar de Noah".

El juez ha considerado que ceder la custodia a sus abuelos maternos "es la única manera de garantizar la salud, la seguridad y el bienestar de Noah"

Bland y McAdams perdieron temporalmente la custodia de Noah a principios de este año después de que la oficina del sheriff local constatara que los padres "se negaron a seguir con la atención médica" y dejaron el estado para Kentucky.

La agencia emitió una alerta de persona desaparecida para el niño el 29 de abril. Cuando fueron encontrados, la pareja explicó que estaban buscando una segunda opinión fuera del estado para tratar a su hijo.

Los hechos sucedieron justo después de que el pequeño se sometiera a 10 días de quimioterapia y las pruebas de seguimiento mostraran que el cáncer parecía estar en remisión.

La abogada de los padres, Brooke Elvington, afirmó en declaraciones a medios locales, que la pareja se encontraba "devastada" por la decisión. Además, indicó que acordaron voluntariamente continuar con los tratamientos de quimioterapia del niño, que además recibe aceite de CBD y THC. "Noah pertenece a su casa con sus padres", dijo.

Sin embargo, el juez Palermo dijo este lunes que no había encontrado creíble la promesa de la pareja de continuar ese tratamiento sin huir del estado. "Sin la intervención de la policía, Noah aún estaría privado de la atención médica necesaria", señaló.

Por parte de la defensa, están consideran apelar a la decisión del magistrado. La madre de Noah, Taylor Bland, lleva adelante una campaña en las redes sociales bajo el lema 'Bring Noah Home', donde mantiene al tanto a sus seguidores de los avances del caso y denuncia la falta de libertad para decidir sobre el tratamiento de su hijo.



Después de que se diera a conocer la sentencia del juez, ha publicado en su cuenta de Instagram: "No hemos perdido hoy. Más bien, la batalla acaba de comenzar. Lucharé hasta mi último aliento para que mi hijo esté en casa. Apelaré en todos los ángulos".