Cinco países europeos condenan firmemente el plan decidido por el primer ministro israelí, para anexionar más tierras en la ocupada Cisjordania.

Valle del Jordán
© AFP
Una vista general de un área central del Valle del Jordán, 12 de septiembre de 2019.
Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido expresaron su "profunda preocupación" sobre la polémica promesa electoral anunciada el martes por Benjamín Netanyahu de anexionar más colonias en la ocupada Cisjordania, especialmente el Valle del Jordán y la parte norte del mar Muerto.

"Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido continuarán pidiendo a todas las partes que se abstengan de tomar medidas (...) que pondrían en peligro la viabilidad de una solución de dos Estados, basada en las fronteras de 1967 y dificultarían lograr una paz justa y duradera", declararon los cinco países a través de un comunicado conjunto emitido el jueves.

Si la decisión de Netanyahu se implementa, según la nota, será una violación grave del derecho internacional.

El comunicado de los mencionados países europeos se publicó después de que el miércoles la Unión Europea (UE) manifestara a su vez su disconformidad con la decisión del primer ministro israelí, enfatizando que la política de construcción y expansión de colonias en cualquier parte de Al-Quds (Jerusalén) es "ilegal" conforme al derecho internacional.

La polémica promesa del premier israelí sobre el Valle del Jordán, que abarca cerca del 30 % de Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde 1967, ha recibido también el firme rechazo de los palestinos y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Por otra parte, el ministro de Exteriores de Jordania, Ayman al-Safadi, insistió al Consejo de Seguridad y a la comunidad internacional que adopten una posición clara al rechazar los comentarios de Netanyahu sobre el Valle del Jordán.

En los últimos años, y en especial tras la llegada de Donald Trump a la Presidencia de EE.UU. y debido a los amplios apoyos de este a Israel, las autoridades del régimen de Tel Aviv han impulsado varias medidas fuertemente criticadas y de carácter ilegal, como la expropiación de más tierras palestinas.

La nueva medida israelí de anexionarse más tierras de la ocupada Cisjordania podría significar la muerte definitiva de la solución conocida como "de dos Estados", conforme a muchos expertos.