La Fundación RedMadre, con presencia en toda España a través de las 40 Asociaciones que integran esta red, prestó asistencia en 2018 a 25.698 mujeres en situación de vulnerabilidad a causa de su embarazo, 7.000 más que en el año anterior. El 92,71% de las madres que se planteaban abortar optó por la maternidad al recibir la ayuda concreta que necesitaba, es decir, más de 9 de cada 10 mujeres que reciben apoyo en la Fundación siguen adelante con su embarazo.
El 92,71% de las madres que se planteaban abortar en 2018 no lo hicieron al recibir el apoyo que necesitaban en fundación española
La experiencia de esta Fundación, como se desprende de su Memoria de Actividades, muestra que son muchas las madres que, afrontando un embarazo en circunstancias difíciles , quieren seguir adelante con su embarazo, pero necesitan apoyo para remover los obstáculos a que se enfrentan. Durante 2018 la oficina de RedMadre recibió 4.485 llamadas de teléfono, 3.290 mensajes de WhatsApp y 1.690 correos electrónicos de mujeres que solicitaban información y ayuda sobre el embarazo, además de las solicitudes a las 40 Asociaciones que integran la misma.

Las cifras evidencian la carencia de apoyos a la mujer en situación de vulnerabilidad por su embarazo por parte de las Administraciones públicas. «El Estado ha renunciado a implicarse en la protección y auxilio de la mujer embarazada en situación de vulnerabilidad y ha dejado solas a las ONG de apoyo a la maternidad. Sin embargo, pese a los esfuerzos y voluntad de todos los voluntarios y sociedad civil comprometida, no llegamos a la totalidad de las mujeres que lo necesitan. Es imprescindible el compromiso real del Estado con estas mujeres a las que ha dejado abandonadas y a las que está enviando el mensaje de que la solución a un embarazo imprevisto es el aborto», señala Amaya Azcona, Directora General de la Fundación.

El perfil lo encabezan mujeres jóvenes

En cuanto al perfil de mujeres que solicitaron apoyo, la mayoría tenían entre 18 y 29 años (47,78%), seguidas de las de 30 a 39 (40,67%), y un 4,70% eran menores de edad. De ellas, el 47,23% eran españolas y el 52,77% extranjeras. El 75% estaba en situación de desempleo.

Es significativo el aumento de mujeres que señalaron haber sufrido malos tratos por parte de sus parejas a causa del embarazo; la cifra ascendió de un 2% en 2017 a un 6,68% en 2018. «El embarazo es una de las causas de violencia contra la mujer y es doblemente grave al haber dos víctimas. Muchas mujeres acaban sufriendo abortos que pasan por espontáneos no siéndolo», precisa Azcona.

Un dato esperanzador, que refleja mayor compromiso de la sociedad con la mujer embarazada frente al desinterés del Estado, es el incremento de mujeres apoyadas por su pareja (59,85%) y familia (58,89%). Las cifras suben en torno al 19% con respecto al año anterior.

Ley de Apoyo a la Maternidad

En cuanto a la ayuda prestada, Fundación RedMadre ofreció auxilio material, afectivo, económico o legal a las mujeres embarazadas que son penalizadas a causa de su maternidad en el ámbito laboral, familiar y social.

En este sentido, todas las madres recibieron orientación e información acerca del embarazo, el 65% asistió a cursos de formación, el 75% necesitó acompañamiento emocional y la mitad requirieron de asesoramiento legal y psicológico. Un 65% necesitó recibir pañales, el 20% canastillas de recién nacido, el 10% otros enseres como carritos, cunas, etc. y un 5% leche maternizada.