Los detenidos este lunes en una operación judicial y de la Guardia Civil contra independentistas radicales de los CDR en Cataluña iba a perpetrar atentados entre el 1 de octubre próximo, aniversario del referéndum ilegal de autodeterminación, y la notificación de la sentencia contra exmiembros del Gobierno catalán, prevista para unos días después.
Operación de la Guardia Civil contra independentistas radicales.
© Guardia Civil
Operación de la Guardia Civil contra independentistas radicales.
Fuentes de la investigación han precisado que las detenciones se deben, precisamente, a la necesidad de abortar esas acciones criminales, cuyos preparativos se encontraban avanzados.

Por el momento son nueve los detenidos y se han practicado 10 registros en los que, según ha informado la Fiscalía, se ha encontrado "abundante documentación y material informático", así como sustancias químicas consideradas precursores para la confección de explosivos.


El operativo de los Servicios de Información de la Guardia Civil está ordenado por el Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional en una causa que tramita el juez Manuel García-Castellón. La investigación Judicial se inició hace más de un año por delito de terrorismo, rebelión y tenencia de explosivos.

A las 7.30 horas de este lunes, ya se habrían producido las detenciones nueve detenidos que serían miembros de los llamados "ERT" (Equipos de Respuesta Técnica), el ala más radical de los CDR. Las detenciones se han producido en las localidades de Sabadell, Cerdanyola, Mollet del Vallès (Barcelona).

Esta operación policial contra la independentistas radicales llega dos semanas antes del segundo aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre y en la cuenta atrás para que se conozca la sentencia del juicio al procés, que se espera para mediados del mes de octubre. Los detenidos declararán en la Audiencia Nacional en los próximos días.

El ministro del Interior ha recordado que las actuaciones de esta operación están bajo secreto de sumario. En una entrevista en RNE, Fernando Grande-Marlaska, ha subrayado además que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado "tomarán las medidas de seguridad necesarias" para garantizar la tranquilidad cuando se conozca la sentencia del Tribunal Supremo a los líderes separatistas.

Duras críticas de Rufián

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, ha criticado con dureza la operación policial por terrorismo contra radicales independentistas. "Vives en un país en que se detiene a gente de madrugada para buscar pruebas en su contra. Lo comento porque en democracia es justo al revés", ha escrito en su perfil de Twitter.

Y ha ido a más, ya que considera que "El 'A por ellos' era un 'A por todos", después de que este lunes se haya detenido a al menos nueve miembros de los 'Equipos de Respuesta Técnica', el ala más radical de los CDR. Además, lanza un pregunta y es "quién será el siguiente" detenido.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, también ha rechazado las detenciones y ha asegurado que "la represión sigue siendo la única respuesta del estado español". "Están intentando volver a construir un relato de violencia antes de las sentencias. No lo conseguirán. El movimiento independentista es y será siempre pacífico", ha escrito en Twitter.

"Tenían bombas preparadas"

Desde el PP catalán, su líder, Alejandro Fernández, ha dado por hecho que los detenidos "tenían bombas preparadas". A través de las redes sociales, ha recordado que él ya advirtió de la "batasunazación del movimiento separatista a través de los CDR". "O se corta esto de raíz o tendremos un problema", apunta. Sin embargo, minutos después ha borrado su mensaje para sustituirlo por otro ante las críticas recibidas. "Pues sí, y aunque la noticia es concluyente, esperamos a que las investigaciones avancen. Pero si medios de comunicación de todo ámbito se refieren a ello de manera tan explícita nos tememos lo peor", ha escrito.