Según la defensa de Oleg Sokolov, el docente se ha arrepentido de haber asesinado a la joven, con la que mantenía una relación sentimental.
Oleg Sokolov
© Kiril Kalinikov / Sputnik
Oleg Sokolov en un evento de recreación militar histórica
El docente de la Universidad Estatal de San Petersburgo, Oleg Sokolov, sospechoso del asesinato de su exalumna y estudiante de posgrado, Anastasia Yeshenko, se ha arrepentido formalmente de haberla matado, ha declarado al medio ruso RBC el abogado del reconocido historiador, Alexánder Pochúyev.

De acuerdo con el letrado, la madrugada de este domingo Sokolov confesó haber matado y desmembrado con una sierra a la joven, de 24 años. Asimismo, el docente, de 63 años, admitió que mantenía una relación sentimental con su víctima.

El abogado de Sokolov ha señalado que este se encuentra en estado de 'shock'. "Por el momento, la versión de la defensa se basa en que Sokolov podría haber actuado bajo algún tipo de factor fuerte, algo lo influyó fuertemente", ha indicado el letrado, especificando que podría tratarse de "un estado de embriaguez patológica o afecto".

En el marco de la investigación el docente tendrá que someterse a un examen psiquiátrico.

Con ello, el abogado ha señalado a la agencia Interfax que en la primera sesión en el juzgado, que se celebrará el 11 de noviembre de San Petersburgo, la defensa también podría usar la estrategia de la autoincriminación.

Caso Sokolov

Oleg Sokolov — reconocido experto en historia francesa de la época napoleónica y un entusiasta de la recreación militar histórica — fue rescatado la madrugada de este 9 de noviembre de las aguas heladas del río Móika en San Petersburgo. En su mochila descubrieron los brazos amputados de una mujer. Los policías emprendieron una búsqueda en el departamento del docente, donde encontraron una sierra ensangrentada y el cuerpo de Anastasia Yeshenko, con la cabeza separada.

De acuerdo con reportes de varios medios, Sokolov mató a su exalumna y estudiante de postgrado el 7 de noviembre y hasta recibió en su departamento a unos visitantes al día siguiente, mientras el cuerpo de la víctima estaba escondido allí.

Después Sokolov intentó deshacerse del cuerpo y empezó a descuartizarlo con la sierra. Durante el proceso, el hombre estaba consumiendo alcohol, y cuando intentaba tirar la mochila al agua, al parecer perdió el equilibrio y cayó al río.