La víctima, que se encuentra en estado grave, presenta quemaduras en la mitad de su cuerpo.
PROTEST INDIA
© Francis Mascarenhas / Reuters
Mujeres en una protesta de apoyo a las víctimas de violaciones en Bombay (Maharastra, La India), 8 de diciembre de 2019.
Un hombre irrumpió el pasado sábado en una casa de su vecindario en Muzaffapur (Bihar, La India) con la intención de violar a una joven de 23 años que estaba sola. La mujer se resistió con todas su fuerzas y el agresor acabó prendiéndole fuego, según lo comunicó un miembro de la Policía, informa The Times of India.

Tras enterarse de lo sucedido, la madre — que trabaja en un centro de salud — se dirigió inmediatamente a su casa y trasladó a la víctima al hospital, donde se encuentra ingresada en estado grave con quemaduras en la mitad de su cuerpo.

La Policía ya ha detenido al presunto agresor, aunque, de momento, se desconoce qué pena podría afrontar si es condenado.

El pasado viernes, falleció de un paro cardíaco una joven de 23 años que había sido víctima de una violación y a la que un grupo de hombre prendió fuego mientras se dirigía a testificar contra sus agresores .

El enésimo caso

Ese mismo día la Policía del estado de Telangana abatió a tiros a los cuatro acusados de violar y asesinar a una joven veterinaria de 26 años después de que intentaran huir tras llevarlos a la escena del crimen para reconstruir los hechos. Este crimen atroz conmocionó al país asiático y provocó una serie de protestas masivas.

La India es uno de los países más afectados por la violencia sexista. Según datos publicados en 2017 por la Oficina Nacional de Registros Criminales, en la India se comete una violación cada 13 minutos y medio. Sin embargo, muchas de las víctimas prefieren no denunciar para evitar la estigmatización.

Con el objetivo de proteger a mujeres y niñas, el Gobierno del país estableció cambios en el código penal en abril del año pasado que contemplan la posibilidad de castigar con pena de muerte a quienes violen a menores de 12 años. También fueron endurecidas las penas contra los agresores de adolescentes y mujeres adultas.