Varias de las principales estrellas de EE.UU. han discutido cómo mostrar su desacuerdo con la decisión de la AMA de permitir a los atletas rusos competir como neutrales, según Daily Mail.
Russian athletes
© Rob Schumacher-USA TODAY / Reuters
Una voluntaria porta la bandera de los Atletas Olímpicos de Rusia en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018, Corea del Sur.
Varios atletas estadounidenses estarían planeando protestas en caso de que deportistas rusos ganen medallas durante los Juegos Olímpicos de Tokio el próximo verano, informa Daily Mail.

La junta ejecutiva de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA o WADA, por sus siglas en inglés) decidió el lunes prohibir a Rusia participar en los Juegos Olímpicos y en otros torneos importantes durante los próximos cuatro años. Los atletas rusos sin antecedentes de dopaje sí podrán competir en las Olimpiadas bajo bandera olímpica, pero no representando a su país.


Comentario: La persona que lea esa frase y no se dé cuenta de que la idea es humillar a Rusia y no el proteger la limpieza de los atletas, no está prestando la suficiente atención a los acontecimientos mundiales.


Según el medio británico, varias de las principales estrellas de EE.UU. han discutido cómo pueden mostrar su insatisfacción con la decisión de permitir que atletas rusos compitan como neutrales.

Mientras que algunos deportistas supuestamente han abogado por hablar públicamente o usar las redes sociales para expresar su desacuerdo, otros estarían dispuestos a realizar una protesta simbólica durante la entrega de medallas. Se desconoce qué forma de protesta exactamente tienen en mente, pero se cree que varios atletas barajan negarse a compartir el podio con los atletas rusos o hacer un gesto simbólico para mostrar su rechazo si se ven obligados a hacerlo, señala el artículo.

Un gesto de ese tipo podría conllevar sanciones de parte del Comité Olímpico Internacional o de las autoridades deportivas estadounidenses. La Carta Olímpica no permite "ningún tipo de manifestación ni propaganda política, religiosa o racial en ningún emplazamiento, instalación u otro lugar que se considere parte de los emplazamientos olímpicos".

Por otro lado, el Comité Olímpico y Paralímpico de EE.UU. castigó este año a dos de sus medallistas de oro en los Juegos Panamericanos en Lima, Race Imboden y Gwen Berry, por arrodillarse y levantar el puño en el podio, respectivamente, como forma de protesta política cuando sonaba el himno nacional.