Una huelga convocada por sindicatos de trabajadores afectó este miércoles a varias ciudades en toda la India, donde según las organizaciones convocantes 250 millones de personas estaban llamadas a movilizarse, en un contexto de manifestaciones desde hace semanas contra una ley de ciudadanía.
La huelga más grande del mundo en la India: 250 millones de trabajadores salen contra el Gobierno
© EFE/EPA/RAJAT GUPTA
Diez sindicatos lideraron la huelga, que contó con el apoyo de organizaciones agrarias y estudiantiles, contra las políticas "en contra del pueblo" del Gobierno indio como la privatización de compañías públicas, según un comunicado conjunto.


"Esperamos una participación de no menos de 250 millones de trabajadores en la huelga general nacional (...), a la que seguirán muchas otras acciones para anular las políticas contra los trabajadores, la gente y el país del Gobierno", dijeron los sindicatos.

Los sindicatos han denunciado que la India se encuentra en una fase de desaceleración mientras que las cifras oficiales de desempleo son las más altas en 45 años.

La huelga afectó al transporte, los servicios bancarios y el comercio en numerosas ciudades de la India y, aunque tuvo un especial seguimiento en los estados de Bengala (este) y Kerala (sur), los trabajadores también salieron a las calles en ciudades como Nueva Delhi o Chennai (sur).

Las protestas contra una polémica enmienda a la Ley de Ciudadanía, que busca dar la nacionalidad a inmigrantes de países vecinos pero excluye a los musulmanes y ha sido criticada por ir en contra el espíritu laico de la India, se han solapado con la huelga general de hoy.

"Salvad la Constitución, retirad la Ley de Ciudadanía" fue uno de los lemas en contra del texto coreados este miércoles en la capital india junto a los eslóganes contra las políticas económicas del Gobierno.

Al menos 25 personas han muerto en la ola de protestas contra la enmienda legal y la intención del Gobierno de realizar un censo para identificar a los inmigrantes irregulares en el país, similar al realizado en el estado nororiental de Assam en agosto y que excluyó a casi dos millones de personas.