Una serie de incidentes se registraron la noche del 18 y la madrugada del 19 de febrero en Chile a raíz de que esta semana se cumplieron cuatro meses desde el comienzo del estallido social.
"Se registraron varios incidentes durante la noche debido a los movimientos sociales, y aquí en la comuna de Puente Alto [centro] fue atacado con objetos contundentes el cuartel de la 20 Comisaría de Carabineros [Policía militarizada]", dijo en conferencia de prensa el capitán de Carabineros, César Bustamante.
chile
© REUTERS / Rodrigo Garrido
Tras el ataque en Puente Alto, Carabineros reprimió la protesta utilizando gas lacrimógeno y agua, y por ese hecho fueron detenidas cinco personas.

En la madrugada de este 19 de febrero en la comuna de Peñalolén, en el sector oriente de Santiago, una turba saqueó un supermercado, no hubo detenidos.

Pero las situaciones más graves se registraron fuera de Santiago, en Puerto Montt (sur) un grupo de desconocidos atacó e incendió el edificio de la Gobernación y agredió al personal de Bomberos cuando acudió a la emergencia.

Posteriormente el incendio fue controlado, y las autoridades de Bomberos confirmaron que el siniestro fue provocado intencionalmente.

En la ciudad de Iquique (norte) y en Valparaíso (centro) manifestantes levantaron barricadas y lanzaron objetos incendiarios a las calles, y en Antofagasta (norte) hubo al menos 10 personas detenidas por desórdenes.

La crisis social en Chile se arrastra desde el 18 de octubre de 2019, fecha en que comenzó una seguidilla de manifestaciones ciudadanas protestando contra la desigualdad, el profundo sistema económico neoliberal, el precio de los servicios básicos, la Constitución y para rechazar la gestión del presidente Piñera