Traducido por el equipo de SOTT.net en español

No es fácil que la atmósfera de la Tierra produzca auroras rojas. Incluso los fotógrafos y guías turísticos del Ártico de toda la vida rara vez las ven. Sin embargo, el 10 de marzo, ahí estaban.
Red auroras on March 10, 2021 @ Utsjoki, Finnish Lapland
© Rayann Elzein
Auroras rojas el 10 de marzo de 2021 en Utsjoki, Laponia finlandesa
Rayann Elzein envía esta foto desde Utsjoki, en la Laponia finlandesa. "Las auroras rojas parecían de color blanco pálido a simple vista, pero una rápida exposición con mi cámara reveló su verdadero color".

¿Qué tiene de difícil el rojo? La acción, si se puede llamar así, tiene lugar a más de 150 km por encima de la superficie de la Tierra. A esa gran altura, los átomos de oxígeno excitados por el viento solar escupen lentamente fotones rojos. El énfasis es en la lentitud. El tiempo de vida radiativa de la transición es de 110 segundos, una eternidad a escala cuántica. Los átomos deben permanecer inalterados tanto tiempo para producir su luz roja.

Quizá por eso las auroras rojas suelen aparecer cuando las condiciones son tranquilas. "Anoche la velocidad del viento solar era bastante baja y no se esperaba una tormenta geomagnética", dice Elzein. Esta noche también se espera que sea tranquila. ¿Alguien quiere ver auroras rojas?