Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Después de un invierno históricamente frío y con una nevada sin precedentes, algunas zonas de Rusia -en concreto Siberia- han experimentado por fin un poco de calor primaveral; o más bien lo estaban, antes del regreso del Ártico de esta semana.
snow
© Electroverse
"Después de los recientes días cálidos, ha llegado una brisa de frío", dice hmn.ru, y parafraseando el resto, ya que la traducción es confusa, la última semana de abril no sólo ha sido fresca en la región de Moscú y sus alrededores, sino que las condiciones han sido similares a las sufridas en lo más profundo del invierno, con importantes nevadas.

En las regiones del este se registró la mayor capa de nieve, que permaneció en el suelo durante algún tiempo, el suficiente para que los niños hicieran muñecos de nieve y tuvieran peleas con bolas de nieve.




Heavy, out-of-season snow in the Tula regions, Russia (April 28).

Nieve abundante y fuera de temporada en las regiones de Tula, Rusia (28 de abril).
En Kashira, un pesado manto se instaló en la mañana del 28 de abril.

Mientras que Pavlovsky Posad recibió aún más nieve, "y ya podemos hablar de récords", continúa el artículo de hmn.ru. En pocas horas se habían acumulado 17 cm de nieve en la ciudad, la mayor cantidad registrada en los libros que datan de 1941. A medida que avanzaban las horas de la mañana, la nieve disminuyó a 9 cm, y a última hora de la tarde apenas quedaba un rastro; sin embargo, en los 80 años de registros, "nunca se había producido una capa de nieve semejante en la segunda quincena de abril".

Gismeteo.ru informó de totales aún más altos, incluyendo los más de 20 cm registrados en Plavsk.

Crimea sufre un abril excepcionalmente frío

También en la cercana Crimea reina el frío.
maps
Durante todo el mes de abril la temperatura en Simferopol (localizable en el mapa de arriba) nunca ha superado los 20C (68F) - una hazaña histórica. Y el año pasado fue "muy similar", se lee en otro artículo de hmn.ru, con lecturas de los termómetros más a menudo por debajo de la norma climática que por encima en 2020, también - otro ejemplo de "la extensión del invierno" predicho por los tiempos de baja actividad solar.


Esta semana, un peligro real de heladas se cernió sobre la floreciente Crimea, y en las regiones del centro y el norte de la península, el mercurio llegó a rozar los cero grados: en el pueblo de Nizhnegorskoye, por ejemplo, los termómetros se hundieron hasta los 0 grados centígrados y se registró una helada en el suelo.

Esta región del mundo está sufriendo últimamente graves fríos anómalos. Ucrania es el granero de Europa y, junto con el resto del continente, el frío helador ha prevalecido durante los últimos meses, provocando graves retrasos en la siembra de cereales, así como problemas en muchos otros cultivos.

Y como prueba anecdótica del frío que reina en Europa: Estoy escribiendo esto en un remolque sin calefacción (mi oficina temporal) en el centro de Portugal, y a las 07:30 de la mañana mis termómetros marcan 5,9C (42F), es decir, más de 6C por debajo del mínimo estacional. El "calentamiento global" sigue siendo demonizado por el IPCC, los medios de comunicación y los científicos populares de pacotilla, aunque el calor sólo ha demostrado ser beneficioso para la vida en nuestro planeta.