Corrimiento de tierras en Bombay, India.
© EFE/EPA/DIVYAKANT SOLANKI
Corrimiento de tierras en Bombay, India.
Las autoridades han decretado la alerta roja en Bombay y advertido a los ciudadanos que no salgan a calle ante el riesgo extremo de precipitaciones que se espera para los próximos días


Al menos 31 personas han muerto y dos han resultado heridas este domingo tras las fuertes inundaciones que ha registrado Bombay, capital del estado indio de Maharashtra, según informan fuentes oficiales.

21 cuerpos han sido encontrados sin vida en el suburbio de Chembur, situado en el este de Bombay y otros 10 en Vikhroli, situado en el norte de la ciudad, ha informado en su cuenta oficial de Twitter el director de la Fuerza Nacional de Gestión de Desastres (NDRF), Satya Pradhan.

Las autoridades han lanzado una operación de rescate en ambas zonas y todas las personas desaparecidas ya han sido localizadas.

Pradhan añade que, además, varias casas se han visto afectadas debido al fuerte corrimiento de agua que ha afectado a la zona.

Riesgo extremo

Las autoridades han decretado la alerta roja en la capital financiera india y advertido a los ciudadanos que no salgan a calle ante el riesgo extremo de precipitaciones que se espera para los próximos días.

De acuerdo con el último pronóstico meteorológico, se esperan fuertes lluvias sobre la costa oeste india para los próximos cinco o seis días, con especial virulencia sobre los estados occidentales de Goa, Madhya Pradesh, Maharashtra, y el interior del estado sureño de Karnataka y Kerala y Pondicherry.

Las inundaciones y los corrimientos de tierra son frecuentes durante la temporada del monzón en India, al igual que los derrumbes de edificios a causa del precario estado de las infraestructuras, la falta de mantenimiento y la corrupción. Peligros a los que este año se suma la pandemia del coronavirus, que complica las labores de rescate y evacuación.