Traducido en español por el equipo de Sott.net

La Guardia Costera estadounidense está respondiendo a un derrame de petróleo de 14 millas de largo en el Golfo de México descubierto tras el huracán Ida, dijeron las autoridades el sábado
según Bloomberg. El derrame, que consiste en una mancha negra de 4 millas y una mancha arco iris de 10 millas, se encuentra en aguas federales frente a Port Fourchon, Luisiana, dijo Sam Jones, jefe de la Oficina de Coordinación de Derrames de Petróleo de Luisiana.
gulf slick
© NOAA/AP
La mancha negra flota en el Golfo de México - 31 de agosto de 2021
"Es grande", dijo Jones en una entrevista el sábado. "Es el más grande que hay".

La Guardia Costera dijo en un comunicado que se cree que el crudo proviene de un oleoducto propiedad de la empresa de exploración de petróleo y gas Talos Energy, con sede en Houston, y agregó que la agencia estaba en las etapas preliminares de la investigación. En respuesta, Talos dijo que si bien está liderando una respuesta al derrame, negó ser responsable, diciendo que el derrame provenía de una fuente desconocida en un área donde cesó la producción en 2017.
"Las extensas observaciones de campo indican que los activos de Talos no son la fuente. Talos continuará trabajando estrechamente con la Guardia Costera de Estados Unidos y otras agencias estatales y federales para identificar la fuente de la liberación y coordinar una respuesta exitosa."
Talos dijo que desplegó dos buques de respuesta de 95 pies para llevar a cabo operaciones de recuperación de petróleo en el lugar, así como un buque adicional y buzos para ayudar a localizar la fuente.

El "gran" vertido no fue el único: Jones dijo que su agencia había recibido 265 informes de derrames y otros incidentes relacionados con Ida, incluyendo 32 que parecían ser graves. Entre ellos había dos tuberías submarinas, que aparentemente transportaban gas, y un pozo de gas que explotó en la bahía de Three Bayou, en Jefferson Parish. La agencia está investigando a quién pertenecen esos bienes, dijo Jones.

Mientras tanto, se ha informado de múltiples vertidos de crudo en el Golfo de México, incluido uno cerca de una plataforma marina en el golfo, según el Departamento de Calidad Ambiental de Luisiana. La agencia ha informado de más de 100 incidentes de derrames y otros vertidos tóxicos a medida que el impacto medioambiental de Ida en un corredor petroquímico repleto de plantas químicas peligrosas y refinerías empieza a hacerse patente.

Naomi Yoder, científica de Healthy Gulf, un grupo ecologista con sede en Nueva Orleans que ha denunciado varios vertidos a las autoridades tras el paso de Ida, señaló:
"El tipo de accidente que estamos viendo es evitable y no debería permitirse que ocurra. ¿Es algo que vamos a poder reparar o es algo que será un proceso a muy largo plazo?"
El huracán Iván, en 2004, provocó un vertido de petróleo bajo el agua que sigue goteando, dijo Yoder.