Traducido por el equipo de Sott.net

Los antiguos norteamericanos empezaron a consumir tabaco hace entre 12.500 y 12.000 años, unos 9.000 años antes de los indicios más antiguos de que fumaban la planta en pipa, según un nuevo estudio.
Burnt Tobacco
© D. DUKE ET AL/NATURE HUMAN BEHAVIOR 2021
Las semillas de tabaco quemadas encontradas en un yacimiento arqueológico de Utah, incluida esta semilla mostrada aquí desde múltiples ángulos, datan de hace más de 12.000 años.
Este descubrimiento sustituye al informe sobre la fumada en pipa como la prueba directa más antigua del uso humano del tabaco en todo el mundo.

Las excavaciones realizadas en el yacimiento de Wishbone, en el desierto del Gran Lago Salado de Utah, descubrieron cuatro semillas carbonizadas de plantas de tabaco silvestre en una pequeña chimenea, afirman el arqueólogo Daron Duke, del Grupo de Investigación Antropológica del Lejano Oeste, en Henderson (Nevada), y sus colegas.

Esas semillas, tres de las cuales fueron datadas por radiocarbono por los científicos, probablemente procedían de plantas recogidas en colinas o montañas situadas a 13 kilómetros o más de la zona de Wishbone, informa el equipo de Duke el 11 de octubre en Nature Human Behavior.

En el momento de su ocupación, el yacimiento estaba situado en una extensa marisma. Entre los hallazgos encontrados en la chimenea y sus alrededores figuran huesos de patos y otras aves acuáticas, una punta de piedra larga e intacta y otra punta partida en dos, un utensilio de hueso y semillas de varias plantas comestibles de los pantanos.

No está claro cómo utilizaban el tabaco los antiguos cazadores-recolectores norteamericanos, dice Duke. Es posible que los fajos de hojas, tallos y otras fibras vegetales del tabaco se torcieran en forma de bolas y se masticaran o chuparan, y que las semillas adheridas se escupieran o se desecharan. Los antepasados del pueblo de la actual Arizona masticaban tabaco silvestre hace entre 1.000 y 2.000 años. No se puede descartar que se fumara tabaco en el yacimiento de Wishbone, añade Duke.

La evidencia más antigua de tabaco domesticado, que proviene de América del Sur, data de hace sólo unos 8.000 años (SN: 29/10/18). Duke sospecha que varias poblaciones americanas antiguas domesticaron independientemente la planta en diferentes momentos. "Ciertos grupos terminaron domesticando especies particulares [de tabaco], típicamente junto con los cultivos de alimentos", sugiere.

CITAS

D. Duke et al. Earliest evidence for human use of tobacco in the Pleistocene Americas. Nature Human Behavior. Published October 11, 2021. doi:10.1038/s41562-021-01202-9.