El Gobierno francés anticipó un "Plan de Ahorro de Energía" para empresas y ciudadanos, y pedirá que se reduzca en un 10% el consumo en todo el país.

Macron
© YouTube/FRANCE 24 Español
Presidente Macron asegura que se acabó la época de abundancia en Francia. 24 ago 2022.
La compañía francesa Engie informó que el gigante ruso Gazprom cerró el grifo y cortó completamente el suministro de gas a Francia este martes, que ya había caído sustancialmente desde el inicio de la guerra en Ucrania, luego de que el gobierno impidiera a las empresas pagar los contratos en rublos.

El flujo mensual de gas de Rusia se encontraba actualmente alrededor de los 1,5 TWh, frente a los suministros anuales totales de Engie en Europa por encima de los 400 TWh. La empresa informó que ya había implementado un plan de compras por vías alternativas y que tiene los volúmenes necesarios hasta fin de año para cumplir sus compromisos con sus clientes en Francia.

Sin embargo, el presidente francés Emmanuel Macron, tal vez no confiando en que el suministro esté asegurado o sabiendo que el suministro se podría cumplir pero con precios exorbitantes, anunció este mismo martes un plan de racionamiento de energía.

Bajo el menos impactante nombre de "Plan de Ahorro de Energía", Macron quiere reducir en un 10% el consumo de energía de todos los franceses en un plazo de dos años. "Si no se reduce el consumo habrá riesgos de restricciones energéticas con impacto sobre el empleo, y es algo que queremos evitar a toda costa", afirmó el portavoz del Gobierno, Olivier Véran, en unas declaraciones a France Info.

La primera ministra, Élisabeth Borne, ya anunció ayer lunes que las empresas deben presentar planes de sobriedad energética, que incluirá recortes en horarios de producción, y nombrar un mediador energético que estará encargado de la supervisión y aplicación de esos planes de ahorro.

Luego de que se implemente el racionamiento de energía en las empresas, llegará el turno de los consumidores privados, probablemente en octubre. Macron anticipó que se presentará una "hoja de ruta" y habrá una "campaña de información ciudadana", para "concientizar" en la importancia de reducir el consumo.

Si bien Francia no cayó en la trampa ecologista de rechazar la energía nuclear, y un 70% de la electricidad consumida proviene de reactores nucleares, el 7% de la producción proviene del gas importado de rusia. Una caída repentina del 7% de la producción parece poco pero implica masivos cortes de luz y fábricas cerradas.

Además, Francia actualmente tiene un plan para reducir en un 50% la producción de energía nuclear para 2035, por lo que ese porcentaje de producción en base de gas, cada año aumenta, y se espera que en 2023 será del 9%.

Por último, actualmente la mitad de los 54 reactores nucleares franceses están completamente parados por procesos de recarga de combustible o problemas de corrosión en los circuitos de refrigeración, luego de que el gobierno de Macron no permitiera llevar a cabo el mantenimiento programado para principio de año para que no haya suba de precios durante las elecciones presidenciales.