El encargado de negocios en funciones de la Delegación Permanente de Siria ante las Naciones Unidas, Al-Hakam Dendi, denunció hoy que "Israel" continúa su empeño por incendiar la región, al lanzar cuatro ataques contra los aeropuertos civiles internacionales de Damasco y Alepo en menos de 10 días, coincidiendo con su brutal agresión contra la Franja de Gaza y la comisión de cientos de masacres contra su población.
El encargado de negocios en funciones de la Delegación Permanente de Siria ante las Naciones Unidas, Al-Hakam Dendi
El encargado de negocios en funciones de la Delegación Permanente de Siria ante las Naciones Unidas, Al-Hakam Dendi
"Siria pide al Consejo de Seguridad que condene estos ataques, les ponga fin y responsabilice a sus autores, y considera que la protección brindada por los países occidentales al ocupante israelí los convierte en cómplice de sus crímenes y graves violaciones del derecho internacional", afirmó el diplomático sirio.

Por otro lado, condenó las ilegales medidas coercitivas occidentales impuestas a Siria, ya que privan a su pueblo de sus derechos a la alimentación, salud, educación y el desarrollo y le causan gran sufrimiento económico y humanitario.

El funcionario condenó el saqueo de las riquezas nacionales de Siria por parte de las fuerzas de Estados Unidos y su milicia separatista FDS.

"Hay quienes deliberadamente se empeñan para la continuación de la crítica situación humanitaria en Siria, especialmente después del devastador terremoto, en un momento en que el país necesita proporcionar soluciones sostenibles que apoyen a su pueblo y reduzcan la dependencia de la ayuda humanitaria que salva vidas", aclaró.

Consideró que superar las secuelas de la crisis en Siria requiere la disponibilidad de una voluntad política sincera de algunos estados miembros del Consejo de Seguridad para detener los repetidos ataques israelíes, poner fin a la presencia extranjera ilegal y levantar inmediatamente las medidas coercitivas occidentales.