Cielo extraño
S


Cloud Grey

Una extraña nube inquietó a habitantes de México (Vídeo)

Los habitantes del estado de Michoacán, México, quedaron sorprendidos con la aparición de una extraña nube durante el amanecer del pasado sábado.

nube extraña michoacán méxico
© Desconocido
Según muestran distintos registros de usuarios en redes sociales, la gran nube tenía forma de remolino de viento y, al medio, un gran haz de luz.

Los expertos calificaron este fenómeno como "altocumulus lenticularis", un tipo de nube con forma lenticula (lente o platillo), que se forma en grandes altitudes de zonas montañosas. Además, suele ser considerada como el antecedente de una tormenta.

Sin embargo, algunos habitantes de la zona consideraron que se trataría de una aparición paranormal.


Cloud Grey

Extraña nube cubre al Cerro de la Silla, en México

Debido al frente frío número 21 que llegó a la entidad, diversos tipos de nubes se vieron en el cielo regio durante este fin de semana; pero la formación más espectacular fue la que cubrió ayer una parte del Cerro de la Silla, donde se ubican las torres de radiocomunicación.

nube extraña Cerro de la Silla
© Gerardo GonzálezLa presencia del frente frío número 21 trajo, además de bajas temperaturas, la formación de una peculiar nube sobre el Cerro de la Silla.
En entrevista con El Horizonte, el meteorólogo Víctor Manuel Rosas de Alba catalogó a la nube de aspecto "fanstasmal" como del tipo Altocumulus Lenticularis.

Esto se debe a un fenómeno generado por el viento que contiene humedad y que, al ser forzado a ascender por cualquier ladera de una elevación, se encuentra una temperatura más fría, se condensa y forma este tipo de nube, explicó el experto.

nube cerro de la silla
© Gerardo GonzálezLa presencia del frente frío número 21 trajo, además de bajas temperaturas, la formación de una peculiar nube sobre el Cerro de la Silla.

Cloud Grey

Las nubes noctilucentes de hielo reaparecen en la Antártida

La misión espacial AIM de la NASA muestra el cielo sobre la Antártida brillando de color azul eléctrico, debido al comienzo de la estación de nubes noctilucentes en el hemisferio sur.
Antartida
Las nubes noctilucentes son las nubes más altas de la Tierra, intercaladas entre la Tierra y el espacio a 75 kilómetros de altura sobre el suelo en una capa de la atmósfera llamada la mesosfera. Sembradas por los escombros finos de meteoros que se desintegran, estas nubes de cristales de hielo brillan un azul brillante impactante cuando reflejan la luz del sol.

La misión AIM (Aeronomy of Ice in the Mesosphere) estudia nubes noctilucentes para comprender mejor la mesosfera y sus conexiones con otras partes de la atmósfera, el tiempo y el clima.

Comentario: ¿Cuál es la implicación en términos de cambio climático? En el siguiente artículo leemos:
Según la NASA, la mesosfera está "sembrada por los escombros finos de meteoros que se desintegran", y que probablemente crean un ambiente de nubes de cristales que se iluminan. Sin embargo estas nubes sólo comenzaron a describirse desde la famosa explosión del volcán Krakatoa, en 1885.

El equipo de Space Weather las define como "una mezcla de Tierra y espacio".

"Son las briznas de vapor de agua del verano que se elevan desde el planeta inferior y se envuelven alrededor de los meteoroides, formando diminutos cristales de hielo, con énfasis en el verano. Las nubes noctilucentes aparecen en la víspera del verano en ambos hemisferios", describe.

La NASA añade que "estas nubes de cristales de hielo brillan con un llamativo azul brillante cuando reflejan la luz del Sol".

James Russell, científico atmosférico y planetario en la Universidad de Hampton, Virginia, en su reporte de abril de 2014 citó varios estudios que demuestran que para que las nubes se formen, se necesitan "temperaturas muy frías, el vapor de agua y el polvo meteórico". Sin embargo dejó varias incógnitas aún por resolver. Una es que estas nubes en el siglo XX se fueron observando cada vez en latitudes más bajas, es decir más lejos de los polos.

La formulación de hipótesis se ha ido modificando con el tiempo, a medida que surgen nuevos datos de lo que está ocurriendo a grandes alturas.

Los físicos y climatólogos del equipo de Aeronomía de Hielo en la Mesosfera (AIM), confirman que las nubes noctilucentes aparecen estacionalmente durante el verano de los Hemisferios Norte y Sur. Sin embargo como en los últimos años las estaciones se adelantaron, aparecieron antes, tanto en el Norte como en el Sur.

nubes noctilucentes
© Kelvinsong/Wikimedia CommonsCapas de la atmósfera terrestre.
En 2016, en la Antártida, "esta temporada comenzó el 17 de noviembre y está empatada con 2013 para la temporada más temprana del Hemisferio Sur en el registro de datos", dijo Cora Randall, miembro del equipo científico AIM de la Universidad de Colorado, según cita Space Weather.

Un vídeo publicado por el equipo del satélite AIM de la NASA muestra la notable aparición.

El equipo de AIM concluye que las nubes aparecen cuando la mesosfera se vuelve muy húmeda, con el vapor de agua que flota hacia arriba desde las altitudes más bajas, informó la NASA en diciembre.

Este vapor se eleva y se encuentra con una mesosfera que es muy fría."Es el lugar más frío en la Tierra - que cae tan bajo como los 210 grados Fahrenheit - debido a los patrones estacionales de flujo de aire".
De modo que si hemos visto más nubes noctilucentes en años recientes, podemos tomarlo como un indicio de que hay más polvo meteórico entrando en la atmósfera, más vapor de agua, y frías altas capas de la atmósfera.

En contra de lo que nos dice la teoría del calentamiento global antropogénico, la atmósfera ha permanecido fría o incluso se ha enfriado más. En contraste, las temperaturas de los océanos pueden haberse elevado como producto de la creciente actividad geológica y volcánica. Más aún, el incremento en el vapor de agua y la precipitación a nivel global podría explicarse por la disminución del viento solar (debido a la caída en la actividad del sol), lo que permitiría la entrada de más rayos cósmicos a nuestro planeta, mismo fenómeno que ha sido vinculado con la formación de nubes.

Añadamos a esto que una mayor cantidad de polvo meteórico apunta a una mayor densidad de materia flotando en el sistema solar interno. Con polvo vienen cuerpos mayores, lo que explicaría el incremento en avistamientos de bolas de fuego, haciendo por supuesto más probable un impacto mayor.


Cloud Grey

Una nube perfectamente esférica sorprende a los habitantes de Japón (FOTO)

Algunos expertos del clima creen que este tipo de nubes probablemente hacen parte de las denominadas nubes rollo.

nube esférica
© Twitter | ‏@pmxpvrtmx
Una nube de forma esférica sorprendió esta semana a los habitantes de la ciudad de Fujisawa, en la prefectura japonesa de Kanagawa, cerca de Tokio.

El inusual fenómeno fue captado por un usuario de Twitter que por causalidad se encontraba en el lugar. "Cerca de la estación de Shonandai vi una extraña nube; nunca había visto ninguna igual (...) Era una esfera perfecta", señaló el internauta en la red social.

Cloud Grey

Una densa niebla deja una sobrecogedora vista de Dubái

La aparición de una espesa bruma en Dubái trajo consigo complicaciones pero también impresionantes documentos gráficos de la ciudad de los rascacielos.

Este lunes cayó sobre Dubái una densa niebla que propició la aparición de muchas fotografías de la silueta de la ciudad. Los altos rascacielos de la mayor ciudad de Emiratos Árabes sobrepasan la niebla, dejando una imagen impactante y fantasmagórica.
dubai niebla fog
© Steve Crisp/ ReutersLa ciudad de Dubái se vio envuelta en una densa niebla

Rainbow

Hermoso arco iris blanco fotografiado sobre Escocia

Inusual fenómeno meteorológico se compone de las pequeñas gotas de agua que forman la niebla.
The beautiful fogbow which appeared during Storm Angus
© Melvin Nicholson
El pasado 20 de noviembre el fotógrafo Melvin Nicholson logró fotografiar y presenciar un arcoíris blanco, fenómeno natural bastante inusual en Rannoch Moor, al oeste de Escocia.

Sun

Halo solar apareció en varias localidades de Argentina

Postales enviadas desde Añatuya y Suncho Corral, en uno de los domingos más calurosos del año. Una vez más, un halo solar sorprende y decora el cielo de Santiago.
halo solar argentina
El mismo, consiste en un arco o una circunferencia luminosa que se produce alrededor del Sol, cuando la luz de este astro experimenta un fenómeno de refracción por parte de cristales de hielo en suspensión en la Troposfera.

Comentario: Y este lunes, 14 de noviembre, un halo solar apareció en los cielos de Rusia. Este fenómeno parece estar volviéndose cada vez más frecuente. ¿Otra señal de los tiempos? Los halos de este tipo también pueden ser fenómenos debidos al aumento de "polvo cósmico" en la atmósfera. Cuando más polvo acarreado por bolas de fuego y meteoros (más y más frecuentes en estos tiempos), mayor la cantidad de partículas capaces de generar ese efecto.


Question

Misteriosa luz en el cielo durante el terremoto de Nueva Zelanda posiblemente "luces de terremoto" (vídeo)

Un tsunami golpeó ayer la costa este de Nueva Zelanda, horas después de producirse un terremoto de 7,8 grados de magnitud, seguido de varias réplicas.
luces terremoto
© Captura de vídeo
Numerosas zonas en la costa, sobre todo en la parte nororiental de la Isla Sur, tuvieron que ser evacuadas debido a las olas que se esperaban de hasta 5 metros.


Pero ahora en la red se debate sobre el origen de una extraña luz que se observó en el cielo desde varios puntos del país, poco antes del movimiento sísmico.

Cloud Grey

Una enorme nube de hongo asusta a residentes de Siberia (Video)

Para algunos habitantes locales, el origen de la nube era una posible explosión nuclear; para otros era una señal de que la temporada para recoger setas estaba en marcha.

La aparición de una nube de hongo de aspecto amenazante ha asustado a muchos residentes de la ciudad de Kémerovo, Siberia (Rusia). Las redes sociales se han llenado de fotos y videos de lo que en apariencia lucía como la explosión de una bomba nuclear.
mushroom cloud nube hongo
© instagram / @kemerovo_insta

Question

Perplejidad en A Lanzada tras detectar en el cielo "una nube verde con discos rojos en su interior"

jornada astronomía
© Faro de VigoIsaías Muñiz observa desde su potente telescopio durante las jornadas de astronomía de A Lanzada (O Grove).
Decenas de personas y astrólogos dicen haber observado objetos extraños en el cielo de la comarca

El astrónomo grovense Isaías Muñiz, las decenas de personas que lo acompañaban durante una jornada de observación de las perseidas en el istmo de A Lanzada y vecinos que se encontraban en Sanxenxo o circulaban por la autovía de O Salnés, dicen haber observado extraños objetos en el cielo que los dejaron desconcertados y que definen como una especie de nube alargada de color verde y rojo en cuyo interior habría objetos igual de extraños.

Sucedió a eso de las dos de madrugada del sábado, durante las jornadas de observación astronómica llevadas a cabo en A Lanzada (O Grove).

Esta actividad tuvo que suspenderse en la noche del sábado a causa de la niebla, pero en la cita del viernes, desplegada hasta bien entrada la madrugada del propio sábado, tanto el organizador del evento como quienes lo acompañaban se quedaron "pasmados" con el objeto volador no identificado que habían descubierto.

Comentario: Al parecer, habrá sido un fenómeno bastante espectacular. Lo que llama la atención es que, habiendo tantos testigos, ninguno haya podido registrar aunque sea medianamente el evento. Sin embargo, de haber sucedido y de haber sido como lo describe el artículo, resulta realmente llamativo. Habrá quienes afirman que es un OVNI, y podría serlo, tal vez, pero desde SOTT quisiéramos agregar una posibilidad diferente a las posibles explicaciones de un fenómeno tan extraño.

Como hemos reportado en numerosas ocasiones, es probable que la carga atmosférica de polvo y cenizas debido al aumento de la actividad volcánica y cometaria, esté contribuyendo a que veamos cada vez más fenómenos "extraños" en el cielo. También, el efecto de enfriamiento del polvo y las cenizas resulta en la formación de cristales de hielo, lo que también pueden propiciar fenómenos atmosféricos llamativos como las nubes noctilucentes y otras nubes extrañas, así como los halos solares y otros fenómenos atmosféricos.

Otra característica de esta combinación de factores es un aumento en la carga eléctrica de la atmósfera, lo que en sí podría causar fenómenos muy llamativos y extraños como el que se menciona en el artículo. Estos fenómenos son explicados por la teoría del Universo Eléctrico como un tipo particular de descargas de plasma. Vea algunos ejemplos de tales fenómenos:
Jellyfish UFO
© Harry Perton
Como comentaron los editores de SOTT.net en ese artículo, lo más probable es que se haya tratado de plasma incandescente que se iluminó como resultado de la actividad electromagnética en la atmósfera, la cual bien podría haber sido causada por la entrada de un meteoro. (Relacione esto del meteoro con el hecho de que el fenómeno descrito en el artículo de arriba fue durante las Perseidas).
angel londres
© KNS
Como comentamos en esa ocasión, en el libro Comets and the Horns of Moses, p.106, leemos lo siguiente:
petroglyphs
"Anthony L. Peratt y sus colegas en los laboratorios de investigación de Los Alamos, llevaron a cabo experimentos con plasma y descubrieron que descargas potentes de plasma toman algunas formas increíbles, incluyendo figuras humanoides, humanos con cabezas de pájaro, anillos, donuts, serpientes retorciéndose, etc. Da la casualidad de que estos tipos de formas han sido registrados por humanos ancestrales por todo el mundo, muy especialmente en tallas en piedras conocidas como petroglifos."
Puede ampliar información sobre este interesante tema en los siguientes enlaces: Para una comprensión más profunda, puede leer los libros Cometas y los cuernos de Moisés, de Laura Knight-Jadczyk, y Cambios planetarios y la conexión humano-cósmica, de Pierre Lescaudron en conjunto con Laura Knight-Jadczyk. Ambos solamente están disponibles en inglés y francés, por el momento.

Aquí verá una entrevista al autor de éste libro mencionado: Radio SOTT [Español] - Entrevista a Pierre Lescaudron, autor del libro "Cambios planetarios y la conexión humano-cósmica"