Venecia
© ANDREA PATTARO/AFP/Getty Images
Gente recorriendo la Piazza San Marco en Venecia, sobre pasarelas debido a las inundaciones, 28 de octubre 2012.
Venecia se encontró el domingo por tercer día consecutivo inundado durante la marea alta con una crecida del nivel de las aguas hasta un pico sobre 130 centímetros a lo largo de la laguna, y 127 centímetros en la ciudad, que se vio comprometida casi en un 40 %.

Para el día de ayer no se anunció mejores pronósticos y las aguas superaron los 110 centímetros.

Con botas de goma hasta la parte alta de los muslos, los dependientes de los negocios atendieron a los turistas con escaparates en altura y caminatas por el agua para visitar el centro histórico, después que algunas de las pasarelas habituales, usadas durante las crecidas se inundaran.

Un evento deportivo de 8.000 participantes, Venice Marathon, fue desviado en el último tramo ya que era imposible pasar por la Plaza San Marco.

Los ciudadanos advierten que se trata de una marea que se está prolongando varios días. Incluso para el día de ayer se esperaron las peores complicaciones ante la necesidad de abrir los negocios y enviar los niños a la escuela.

Aunque normalmente los vientos del norte tienden a empujar las aguas en sentido contrario, esta vez fue el viento de Bora, el que contribuyó al aumento de la marea, que se llama a nivel local como "acqua alta", según las previsiones meteorológicas, informó You Reporter.

El pasado agosto, el Consejo superior de Investigaciones Científicas y la Universidad de las Islas Baleares en España evaluó que la frecuencia de la subida del agua alta en Venecia podría aumentar al final de este siglo de 1,4 veces hasta 18,5, con una extensión que pasaría de 12 horas a 72 horas.