Los llamados 'rebeldes sirios' del denominado Ejército Libre Sirio (ELS) han acogido con beneplácito la disposición de Estados Unidos para un posible ataque militar a Siria por el presunto uso de gas tóxico en la ciudad de Duma, en Guta Oriental, al este de Damasco (capital siria).

terroristas sirios
© Desconocido
Los llamados rebeldes sirios del denominado Ejército Libre Sirio (ELS).
"Intentaremos aprovechar este ataque, en primer lugar, en la esfera militar, en los campos de batalla, porque gracias a estos ataques las fuerzas gubernamentales se disiparán (...) Estas circunstancias ayudarán a las tropas de la oposición a prepararse para realizar ataques con los que recuperar el control de algunas zonas y conquistar otras nuevas", ha asegurado este miércoles Fateh Hasan, uno de los comandantes del ELS, a la agencia rusa de noticias Sputnik.


Comentario: ¡Así que los únicos que aplauden este posible ataque son los terroristas! Esto dice mucho de dónde están las lealtades de EE.UU,. Sin embargo, los llamados "rebeldes" no deberían estar tan seguros de sobrevivir en el caso de que Occidente esté buscando, por ejemplo, eliminar toda la evidencia de su apoyo a quienes utilizan armas químicas para provocar la reacción del mundo contra el gobierno sirio.


La eventual ofensiva de Estados Unidos y sus aliados contra el Gobierno sirio y el consiguiente "debilitamiento de las fuerzas gubernamentales", ha subrayado el comandante del ELS, contribuirán al comienzo de negociaciones para solucionar el conflicto armado.

Con el ataque de EE.UU., los "rebeldes" aprovecharán la debilidad política del Gobierno y, posiblemente, "eso será un instrumento para presionar a Rusia para comenzar las negociaciones reales", ha insistido.


Comentario: Si no está el gobierno de Assad que cuenta con un amplio apoyo del pueblo sirio y Rusia que recibe los agradecimientos de los sirios por ayudar a librar a su país del terrorismo, ¿con quién van a negociar? ¿con otros grupos terroristas?
Éste no es un prospecto muy bonito para el país.


En los últimos días, Estados Unidos y varios de sus aliados occidentales y del suroeste de Asia han amenazado con una inminente acción militar contra Siria en respuesta a un ataque químico supuestamente cometido el pasado sábado en Guta.

Occidente acusa al Gobierno sirio sin presentar prueba alguna de ser el autor del ataque con gas, una afirmación que Siria y Rusia rechazan tajantemente y consideran un intento de Washington por frenar el avance del Ejército sirio en Duma frente a los terroristas.

Moscú insiste en que las provocaciones por medio de ataques con material químico podrían ser un mero pretexto de Estados Unidos para lanzar una ofensiva contra Siria.

El martes, Siria y Rusia pusieron a sus Fuerzas Armadas en máxima alerta de combate. En concreto, el Ejército sirio y sus aliados han recibido la orden de movilizar en 72 horas las tropas de todas las bases y aeródromos militares del país para repeler una posible ofensiva estadounidense.