La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala (Conred), ha comunicado este domingo que la actividad del Volcán de Fuego no ha cesado, por lo que no descarta que se produzcan nuevas erupciones.
guatemala volcán fuego volcano
© Prensa Libre / www.globallookpress.com
Escombros cubiertos de ceniza después de la erupción del volcán Fuego, en Acatenango, Guatemala, el 5 de junio de 2018.
El comportamiento del volcán en su cráter continúa con entre 7 y 9 "explosiones verticales" por hora, que alcanzan hasta 4.800 metros sobre el nivel del mar, según un boletín de la Conred. Las explosiones han generado "gruesas columnas de ceniza", por lo que no se descarta la caída de este material en localidades como San Pedro Yepocapa, Santa Sofía, El Porvenir, Sangre Cristo y otras aledañas al volcán, agregó.

Asimismo no descarta que debido a la inestabilidad en el cráter se produzcan nuevos flujos piroclásticos "en todas las barrancas del volcán", en especial en el flanco noreste. Por esta razón, la Conred subraya que se mantendrá el estado de alerta hasta que se considere necesario.


Mientras, en uno de sus últimos informes, alerta que debido a las constantes lluvias en la zona del volcán se han generado "fuertes lahares", que bajan por las laderas de Fuego. Estos lahares, flujo de sedimento y agua, son de 35 metros de ancho y 3 de alto, que arrastran rocas, troncos y ramas de árboles con olor a azufre y a altas temperaturas, explica.

El Volcán de Fuego tuvo una violenta erupción el 3 de junio, la segunda de este año. Hasta ahora, su actividad ha dejado un saldo de 110 muertos, más de 1,7 millones de afectados y miles de evacuados.