Una simulación realizada por investigadores del Instituto Max Planck muestra que el gigante perturbó la evolución de nuestro sistema planetario hace miles de millones de años.

sistema solar
© pixabay.com
Foto ilustrativa
Una nueva teoría del Instituto Max Planck de Radioastronomía de Bonn (Alemania) pretende explicar algunas características inusuales del Sistema Solar, incluidas las raras trayectorias de varios planetas enanos lejanos, informa New Scientist.

Según los investigadores de la institución, una estrella intergaláctica del mismo tamaño que nuestro Sol podría haber pasado cerca de nuestra sistema planetario hace miles de millones de años.

El paso del gigante desparramó miles de pequeños objetos celestes helados más allá de Neptuno, que obtuvieron así posiciones y órbitas extrañas.

Esto, opinan los científicos, podría explicar las raras trayectorias de algunos objetos de nuestro sistema planetario, como la de Sedna, un planeta enano cuyo recorrido en torno al Sol dura 11.400 años terrestres.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores simularon los recorridos de las estrellas jóvenes en el Sistema Solar primitivo, modelando un disco de partículas con una densidad que disminuye cuanto más se aleja del Sol.

Según recoge Daily Mail, los objetos similares a Sedna se describen como transneptunianos, y muchos de ellos tienen trayectorias inexplicables entre otras características inusuales, como el tamaño.

Alrededor de dos decenas de estos objetos tienen órbitas inclinadas o estiradas en relación con el resto de cuerpos del Sistema Solar, lo que, señalan los investigadores, podría explicarse a través de esta nueva teoría.