Este error se une a otras manifestaciones de representantes políticas españolas que también provocaron chascarrillos en el pasado, como "portavoces y portavozas" y "miembros y miembras".
eu assembly
© wikipedia.org / Diario de Madrid / CC BY 4.0
Pleno de la Asamblea de Madrid.
Este error se une a otras manifestaciones de representantes políticas españolas que también provocaron chascarrillos en el pasado, como "portavoces y portavozas" y "miembros y miembras".

La frase, que provocó chascarrillos entre los diputados de otras formaciones, fue compartida en Twitter por Ana Isabel Pérez, portavoz adjunta del Partido Popular en la Asamblea:


Galiana se lo tomó con humor y le contestó por el mismo medio, reconociendo el error y justificándolo con un contraataque: "me he equivocado en una letra. Más bien se me han atragantado las barbaridades de tu portavoz de economía".

Aunque en esta ocasión se trató claramente de una equivocación, Galiana se ha unido así al club de políticas españolas autoras de singulares expresiones que fueron muy comentadas posteriormente.


Una de las más recordadas es la exministra socialista del Ejecutivo presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, Bibiana Aído, que en 2008 formuló por primera vez el femenino de un sustantivo que hasta entonces no lo tenía: "los miembros y miembras" fue su contribución, que dio lugar a diversos chistes durante meses y aún hoy en día se sigue mencionando ocasionalmente.

Más reciente en el tiempo se encuentra el ejemplo de Irene Montero, portavoz en el Congreso de los Diputados de la coalición Unidos Podemos (UP), que a principios de este año instauró una voz femenina inédita: "portavozas".


Tanto en este caso como el de Aído, no se trató de errores, sino de una forma voluntaria de dar visibilidad al trabajo de las mujeres, que asumen cada vez más roles que hace años solo eran ejercidos por los hombres, según explicó posteriormente la número dos de UP.