Una bola de fuego brillante surcó este sábado el cielo de Nueva Zelanda y fue visible al menos durante un minuto desde distintos puntos del país. Varios videos del destello aparecieron pronto en Twitter, acompañados de todo tipo de versiones sobre el origen de la luz, desde aquellas que sostienen que se trató de un meteorito hasta quienes se inclinan por la hipótesis del ovni.
hungary fireball
© Desconocido
Imagen ilustrativa
Por su parte, el presidente de la Sociedad Astronómica de Auckland, Bill Thomas, afirmó que no podía descartar que la luz procediera de un satélite en caída, si bien estimó que lo más probable es que fuera un meteorito, debido a la presencia de "una especie de cola visible".